La "desagradable" prueba de MasterChef: los participantes tuvieron que... ¡desplumar un pollo!

Christophe Krywonis, Germán Martitegui y Donato De Santis retaron a los aspirantes a que hagan un plato de una forma muy particular. 

En MasterChef desplumaron pollos

Luego del primer programa de MasterChef, que contó con emoción, devoluciones picantes de los jurados y la adrenalina de los participantes por crear platos exquisitos, llegó una segunda emisión con otro “ingrediente” especial que sorprendió a todos.

"Con este pollo que tienen frente a ustedes, van a tener que crear un plato original en tan sólo 75 minutos", pidió uno de los jurados a los participantes, quienes debían desplumarlo para crear una rica comida.

Christophe KrywonisGermán Martitegui y Donato De Santis idearon un desafío: desplumar un pollo. Para ellos, cada uno de los concursantes escuchó atentamente la técnica que explicaron los reconocidos chefs para cumplir con el objetivo de hacer una comida.

“¿Quién fue el cretino que se le ocurrió poner un pollo acá?”, indagó Mariana al conocer de qué se trataba la prueba. Luego, recibió el reto de Christophe: “Mariana, no es un caniche toy, así que dejá de acariciarlo por favor”, le pidió ante las risas de sus compañeros.

"Con este pollo que tienen frente a ustedes, van a tener que crear un plato original en tan sólo 75 minutos”, ordenó Krywonis. Mientras que Martitegui se mostró más desafiante: “Vamos a ser muy estrictos con la limpieza del pollo”, aseguró.

En ese momento, todos los aspirantes a llevarse el título de ganador de MasterChef comenzaron a sacarle las plumas al pollo para alcanzar la meta final de pasar a la próxima etapa.

¡Mirá cómo les fue a los participantes con esta desagradable prueba!