Ariel Diwan se quebró al revelar cómo fue decirle a su exesposa que tenía una amante embarazada: ¡mirá lo que le respondió ella!

El productor tuvo un mano a mano con Alejandro Fantino y no pudo contener las lágrimas al recordar los inicios de su relación con Gisela Bernal.

Desde que Ariel Diwan se presentó espontáneamente al piso de Intrusos para revelar que se había hecho un examen de ADN, cuyo resultado arrojó que el hijo de Gisela Bernal no es suyo biológicamente, la bomba explotó en todos los medios.

Con ánimos de contar su versión y descargar su bronca, el empresario visitó varios programas que indagaron profundamente en los orígenes de su relación con la bailarina y las opiniones que su entorno le había hecho llegar a lo largo del noviazgo.

Pero en un mano a mano con Alejandro Fantino en Animales Sueltos, el conductor fue más allá y el entrevistado reveló cómo fue la experiencia de contarle a su exesposa que estaba manteniendo un vínculo amoroso con otra mujer, mientras el rating tocaba los 8 puntos pasada la medianoche: "Tardé como un año en decirle a Mónica que estaba saliendo con Gisela. No sólo le dije eso, sino que también le conté que estaba embarazada. Todo junto. Fue en el living de una casa que tenía", expresó.

"Nos bancamos tantas cosas que te ayudo a tener el bebé y a criarlo", le dijo a Diwan su exesposa, Mónica, cuando él le contó que tenía una relación paralela con Gisela Bernal, y que estaba embarazada.

Luego, al ser consultado sobre la respuesta de su ex, Diwan no pudo contener las lágrimas. "Ella me dijo: 'Nos bancamos tantas cosas, que te ayudo a tener el bebé y a criarlo'". Y agregó: "Por eso Gisela siempre me planteó que yo hablaba mejor de mi exmujer que de ella, porque era una cosa extraordinaria. No lo comparto igual y, de hecho, me fui igual. No sé si está bien o mal, eso fue lo que me dijo. Yo sentía que no había amor de ninguna de los partes: ni de mi hacia mi exmujer y de mi exmujer hacia mí, para mí no estábamos enamorados".


LA EXPERIENCIA DE FANTINO
En ese momento, Fantino recurrió a su historia personal: “No sé si se puede comparar, pero hay algo que se roza ahí. Yo me encontré con un hijo cuando él tenía entre 10 y 12 años. Hoy tiene 23 y va a cumplir 24 años en unos días. Tengo una relación extraordinaria. Me encuentro con la madre que me cuenta que yo tenía un hijo con ella y para mí fue una sorpresa. Ahí empezó mi relación con él hasta que me hice un ADN porque quería darle mi apellido y tenía que hacer todos los trámites. Me fui al CEMIC. Siempre con la mejor predisposición de Sandra (la mamá del nene) y Nahuel. Hicimos las extracciones que, por supuesto, me dio positivo. No necesitaba hacérmelo para darme cuenta, era mi rostro. Pero la tuya es una historia al revés”.

Con lágrimas en los ojos y la respiración acelerada, el productor atinó a describir la situación ideal que anheló en ese entonces: “Me hubiese gustado que sea esa historia”, resumió en referencia a lo que le sucedió a Fantino.