Daniel Agostini y la decisión de su hijo: "Gonzalo ya no es un nene, tiene 14 años; tuvo unas diferencias con su mamá y está viviendo en mi casa"

El cantante habló con Ciudad.com sobre su presente junto al joven que tuvo con Nazarena Vélez, quien le pidió pasar más tiempo en su casa de Ciudad Evita.

Daniel Agostini: "Hay unas pequeñas diferencias entre Gonzalo y Nazarena y se quiere quedar en mi casa, que también es la suya. Mi hijo tiene 14 años ya, no es un nene, está saliendo con una chica, tiene su vida".

Muchas veces, pero siempre junto al devenir del tiempo, la vida de los hijos de padres separados permite que los chicos puedan ir eligiendo cuándo y dónde compartir tiempo con sus padres, en sus diferentes casas y -en ciertos casos- con sus nuevas familias ensambladas. A pesar de los conflictos, los inevitables tires y aflojes, y la normal rebeldía de la etapa adolescente, si los padres colaboran, los menores suelen ir adaptándose y buscando la mejor forma de sentirse a gusto con sus nuevos vínculos.

Este es el caso de Gonzalo Agostini (14), el hijo de Nazarena Vélez (40) y Daniel Agostini (41), quien decidió por estos días pasar más tiempo en la casa de su papá, tal como informa el diario Muy. A pesar de que Gonzalo ya hace valer sus decisiones, a la actriz no le habría gustado que su hijo eligiera compartir más días en la casa del cantante en Ciudad Evita, desencadenando un conflicto allí.

En diálogo con Ciudad.com, Daniel Agostini confirmó la información y explayó: "Hay unas pequeñas diferencias entre él y la mamá y se quiere quedar en mi casa, que también es la suya, pero no es súper definitivo. Gonzalo tiene 14 años ya, no es un nene, está saliendo con una chica, tiene su vida. Lo que quiero dejar en claro es que la madre es la madre y yo no quiero declarar mucho sobre el tema".

-¿Es cierto, entonces, que Nazarena llegó de Miami, fue hasta tu casa y allí discutieron fuertemente?

-Sí es cierto.

-¿Cómo es tu relación con Nazarena por estos días?

-En este momento no me llevo con ella, pero porque Gonzalo ya no es "Gonzalito", ahora las cosas las decide él y no necesitamos llamarnos por teléfono para hablarlas nosotros. Esto cambió hace un año, aproximadamente. Pensá que él ya tiene 14, este año cumple 15, tiene novia, está más alto que yo...

"Para mí es fácil estar con Gonzalo. Compartimos todo, además es un pibe muy educado, tiene un corazón de oro. Esta parte de su familia está para contenerlo, ubicarlo y ayudarlo. No es fácil llevar una vida como la que llevó él, siempre lo explico. Ahora, por ejemplo, está con terapeuta y profesoras particulares".

-¿Cómo es para vos ser papá de un adolescente, se te hace difícil?

-Para mí es fácil estar con él porque siempre estoy y compartimos todo; además, es un pibe muy educado, tiene un corazón de oro. Cuando no estoy en Buenos Aires por trabajo, como ahora que estoy en Jujuy, Gonzalo se queda con mi mujer y mis hijos (Santino, de 4 años, y Camila, de 2). Alguien tiene que salir a trabajar, ja.

-¿Cómo tomó Gonzalo todo lo que pasó en este último tiempo, la muerte de Fabián Rodríguez y demás?

-Nosotros, esta parte de su familia, está para contenerlo, ubicarlo y ayudarlo. No es fácil llevar una vida como la que llevó él, siempre lo explico, hasta en el colegio. Ahora, por ejemplo, está con terapeuta y profesoras particulares.

-¿Pensás tomar alguna medida legal para obtener la tenencia completa de Gonzalo?

-No es necesario accionar en lo legal. Él elige su estilo de vida. Si Nazarena quiere reclamar, que reclame. Pero yo no me voy a exponer al conflicto mediático que no le hace bien a la familia. En tres o cuatro años más, Gonzalo va a tener 18... y capaz ya ni viva con nosotros. Ojalá le vaya bien en todo y yo estoy para acompañarlo, al igual que su mamá, que Barbarita (Vélez, 20, la hija mayor de Nazarena con Alejandro Pucheta), que también está a su lado. No le falta nada. Lo que lamento es que se haya expuesto una diferencia. No sé quién está hablando, sé que mi entorno no es. Desde mi lado, estoy para acompañar a mi hijo, al igual que lo hago con los otros dos.