Dalma Maradona le respondió a Verónica Ojeda: "Si su máximo interés fuese que Diego tenga relación con Dieguito, hay un montón de cosas que no haría"

La hija mayor del Diez tuvo su derecho a réplica en Este es el show y aclaró que cuando tuvo diferencias con Rocío Oliva, lo resolvió con un llamado telefónico. Mirá.

El viernes se produjo un inesperado momento de tensión en Este es el show cuando, en plena entrevista a Verónica Ojeda, se produjo el llamado de Dalma Maradona, quien no pudo salir al aire porque la ex de su padre no aceptó el cruce.

Entonces, todo lo que no pudo decir en su momento, la hija mayor del Diez lo expresó en su derecho a réplica, en la edición del lunes del programa de José María Listorti y Paula Chaves.

"Yo no quería hablar con ella, ni confrontar con ella, ni mucho menos", explicó Dalma con serenidad. Luego, diferenció sus declaraciones en el mundo virtual de Twitter de lo que afirma en la vida real: "Para mí, Twitter es Twitter, pongo un tweet y pido disculpas por quejarme de que lo publican, yo sé que es así. Pero realmente no le doy esa magnitud, no lo hago porque quiero que ustedes me levanten, porque lo sufro. Mi mamá odia que tenga Twitter".

"A mí me parece que si su máximo interés fuese que Diego tenga relación con Dieguito, hay un montón de cosas que no haría. Pero bueno, yo no soy mamá, entonces no me quiero meter en un terreno en el que no puedo opinar. Si ella se sienta ahí a decir que 'Dalma es una mentirosa', yo tengo que defenderme porque no estoy mintiendo. La que no quiso hablar fue ella, no fui yo. El mundo Morla, el mundo abogados tampoco es que me interesa mucho, la verdad…".

Más allá de las diferencias con Ojeda, la actriz manifestó sus resquemores con Paula Chaves: "Lo que a mí me molestó y lo que quería aclarar al aire es que, creo que vos lo dijiste, Paula, 'los celos por los diez años (de relación entre Ojeda y Maradona)'. No pasa por una cuestión de celos. Hay un montón de cosas que vos no sabés, con todo el derecho del mundo. Entonces, a veces hablar tan liviano de una cosa así no está bueno. Soy una persona celosa, pero soy la primera en estar feliz si mi papá está feliz, si veo que la persona que tiene al lado es buena".  Por su parte, la conductora se justificó: "Yo lo que dije es que hay cosas que podían llegar a ser celos, porque de hecho yo soy muy celosa de mi papá también...".

En referencia a su intención de salir al aire, Dalma insistió: "Yo en ningún momento tuve la intención de hacer sentir mal a nadie, ni sacarle el lugar. Yo entiendo que si llevan a alguien de invitada y alguien llama, es obvio que la prioridad la tiene la invitada. Eso no me enojó". Así, Listorti confesó: "Igual, eso nos sorprendió, porque un minuto antes ella dijo que le encantaría sentarse con vos a hablar y que conozcas a Diego Fernando y de repente, cuando le dijimos que estabas en línea, dijo que no rotundamente, hasta incluso se fue".

Envalentonada, Dalma Maradona marcó un contraste con Verónica Ojeda: "Yo creo que cuando uno dice la verdad, no tiene miedo de nada. A mí me pasa eso. Igual, voy a respetar que ella quiere que no hable de ella, no voy a decir nada. Como aclarar que, creo que Mariana Brey dijo que yo no quería conocer a Dieguito y eso es mentira... Ya manifesté mis ganas de conocerlo y dije que no lo iba a hacer público porque es algo del ámbito privado. Si otra persona desea hacerlo de otra manera, lo respeto también, pero están los límites de lo que quiero hacer y lo que siento. También dijeron que la condición mía para conocer a Dieguito era que no esté 'Verónica al aire', yo no soy tarada. Es mentira, entiendo que es un bebé y que no me lo pueden dejar a mí que no me conoce. Yo nunca puse condiciones para conocer a Dieguito. Con Verónica no tengo relación, es de público conocimiento, pero hay un bebé en el medio que no tiene nada que ver con esto".

Entonces, argumentó por qué no quiere ahondar en sus respuestas a Ojeda: "No quiero polemizar con ella, porque va a ir al Bailando y no quiero estar en esa exposición. No me molesta para nada que trabaje. De hecho, lo que aclaré en un tweet es que vi en ocho años de relación una sed de fama que estuvo aguantándose y que ahora tiene todo el derecho del mundo de trabajar de lo que quiera, hacer las notas que quiera. Cuando dice que me vaya a sentar al estudio a dar la cara, no lo hago porque me da vergüenza".

"Si estoy sentada en un programa y ella llama, no tengo ningún problema, puedo hablar civilizadamente. No llamaba para gritarle, ni para hacerle pasar un mal momento. Tengo mi verdad y la puedo sostener delante de cualquiera, frente a la cámara o afuera. Tiene que ver con muchísimas cosas, no sólo con mi mamá", agregó.

En cuanto a su vínculo con Rocío Oliva, la actual mujer de Maradona, la actriz se explayó: "Nunca defendí a Rocío Oliva. La verdad es que ella nunca se metió conmigo puntualmente, entonces a ella no le contesto. También, tengo otro tipo de relación con Rocío, cuando hubo cosas que no me gustaron y ella me llamó, capaz que no se hizo público. Por eso también está el mito de que nosotras somos amigas, pero no lo somos".

Al final, Dalma Maradona hizo una picante reflexión respecto de la actitud de Verónica Ojeda: "Si se sienta a hablar, algo que para ella no es hablar mal, para mí sí lo es. Pero también aclaro que no tengo por qué salir a defender a mi papá, porque hay un montón de cosas en las que no estoy de acuerdo, pero que no voy a hablarlas a la tele. A mí me parece que si su máximo interés fuese que Diego tenga relación con Dieguito, hay un montón de cosas que no haría. Pero bueno, yo no soy mamá, entonces no me quiero meter en un terreno en el que no puedo opinar. Si ella se sienta ahí a decir que 'Dalma es una mentirosa', tengo que defenderme porque no estoy mintiendo. La que no quiso hablar fue ella, no fui yo. El mundo Morla, el mundo de los abogados, tampoco es algo que me interese mucho, la verdad...".