Luis Ventura contó por primera vez cómo fue la tensa charla en el camarín de Jorge Rial antes de su salida de Intrusos: "No nos miramos a la cara"

El periodista habló en Informadísimos sobre su quebrada relación con el conductor y reveló qué pasó cuando se fue del programa.

"Él, cara a cara, nunca habló de despido conmigo. Y mucho menos de sus hijas, como también salió a decir".

La dupla conformada por Jorge Rial y Luis Ventura parecía inquebrantable pero, sorpresivamente, el año pasado el escándalo desatado por la paternidad extramatrimonial del panelista le puso un impasse (¿definitivo?) a una relación de amistad de más de 20 años.

Entrevistado por Informadísimos, Ventura reveló detalles jamás contados del distanciamiento. Primero aclaró que, si bien se cruza con Rial en los pasillos de América, donde ambos conducen sus programas, no se han reunido a tomar un café, como se rumoreó.

“No lo veo a diario, a lo mejor cada diez días. Si nos cruzamos, charlamos dos o tres minutos. En algún lugar hablaron de un encuentro, pero no hubo ningún encuentro. Sí nos cruzamos en la calle y la gente nos puede llegar a ver charlando debajo de un árbol, dos minutos donde nos preguntamos cosas que nos tenemos que preguntar y nada más”.

Cuando le preguntaron si se juntaría a tomar un café con Rial, el director de Paparazzi respondió: “Yo no he tenido ninguna pelea con Jorge, esa es la realidad. Lo que sí me parece es que en su narrativa, que he leído y escuchado algunas cosas que él está diciendo, él habla de un cara a cara conmigo y de un despido. Y ese discurso lo va cambiando en cuanto van pasando los diez meses que nos separan de mi ida de Intrusos”.

Entonces, contó qué pasó en la famosa reunión en el camarín de Jorge cuando el conductor le anunció que lo alejaba del panel de Intrusos: “Él, cara a cara, nunca habló de despido conmigo. Y mucho menos de sus hijas, como también salió a decir. Es algo que a mí me incomoda que se meta a las hijas de Rial en esto, porque yo las amo y las quiero mucho a esas pibas. Entonces, no deben ser cobertura ni escudo de ninguna historia de adultos. Ellas son pibas. Peleé por ellas. Justamente, yo me peleé con Gerardo Sofovich por sus hijas”.

Ventura, sobre la reunión en el camarín de Rial: "Estábamos los dos solos. Él estaba sentado en un diván, no nos mirábamos a la cara porque él miraba a la pared y yo miraba por una ventana. Nos dijimos lo que teníamos que decirnos pero nunca existió la palabra despido".

Tiempo atrás, Rial había dicho sobre la decisión de apartar a Ventura del histórico ciclo: “La frase que dijo en el programa me pegó en la línea de flotación y se lo dije: 'Yo tengo dos hijas gracias a que dos mujeres tomaron la decisión de no abortar'”, haciendo referencia a la polémica frase que dijo Luis sobre el aborto.  

Tras la aclaración, Ventura continuó contando en Informadísimos: “En mi anteúltima ida a Intrusos, un día que yo discutí con Jorge en un corte, él mete a sus hijas en la discusión, yo me levanté, revoleé el micrófono y me fui a la mierda. Esa es la realidad. No son mis hijas, pero sí las siento mis sobrinas, mis ahijadas. En algún lugar, meter en historias de adultos a las pibas no les hace bien a ellas. A lo mejor suaviza situaciones de los grandes, pero en el caso de las pibas, no”.

Entonces, yo no lo hubiera permitido que en una situación crítica como fue la de aquel día del camarín, donde estábamos los dos solos. Él estaba sentado en un diván, no nos mirábamos a la cara porque él miraba a la pared y yo miraba por una ventana. Nos dijimos lo que teníamos que decirnos, pero nunca existió la palabra despido. Siempre fue la palabra ‘licencia’ de dos semanas o de dos meses. Tal es así que, semanas después, Mariana Antoniale dijo que Jorge no me había despedido, sino que me había licenciado”.