La conmovedora historia de la joven que se reencontró con su papá en un taxi tras 30 años sin verlo

Carolina Ortega escribió un libro con su impactante experiencia y estuvo en Metro y Medio donde emocionó a todos.

Carolina Ortega contó su impactante historia en Metro y Medio. (Fotos: Twitter y Facebook)
Carolina Ortega contó su impactante historia en Metro y Medio. (Fotos: Twitter y Facebook)

Carolina Ortega se reencontró en abril de 2013 con su papá cuando se tomó un taxi de la calle para ir a ayudar a su mamá, a quien le habían robado en su casa de Burzaco.

Carolina Ortega (38) se convirtió en abril de 2013 en noticia por una impactante e increíble historia que vivió cuando se reencontró, luego de 30 años, con su papá en un taxi de manera totalmente casual.

La joven, que es periodista y politóloga, estuvo el viernes en Metro y Medio relatando su experiencia que conmovió a todos. Carolina, o @ComandoCarolita para los tuiteros, fue la protagonista de un impresionante momento que ella misma contó -casi en tiempo real- en Twitter, aquella madrugada de hace casi dos años.

"En ese momento yo trabajaba con Felipe Solá y estábamos en un día con mucho trabajo. De repente me llega un mensaje de texto avisándome que a mi mamá la habían golpeado y robado en Burzaco, donde está la casa en la que mi hermana y yo vivíamos en la infancia con ella. Yo hace años que vivo en Capital entonces decidí salir corriendo y tomarme un taxi. Paro uno de la calle y le pido que primero me lleve a mi casa en Capital para buscar algo de plata. En el trayecto aproveché para llamar a la comisaría, darle todos los datos de la casa y de mi vieja para que vayan mandando un móvil. También llamé a mi hermana (Gimena, dos años menor) y a mi tío para contarles lo ocurrido. En eso el tipo que manejaba, porque para mí hasta ese momento para mí era 'el tipo que manejaba', me dijo que si quiero él me lleva a esa zona porque la conoce bien. Acepté porque pensé que nadie me iba a querer llevar a provincia a esa hora de la madrugada. Cuando estábamos por Lomas de Zamora, es decir que ya íbamos llegando, miré por el espejito retrovisor y reconocí sus ojos, que son bastante parecidos a los míos. Pensé que no podía ser verdad y para chequear miré el cartelito que tienen los taxistas con su nombre colgado en el asiento trasero y comprobé que era mi viejo. En ese momento dije 'me bajo ya'. Pensé que no podía caerle a mi vieja a la casa con todo lo que le había pasado diciéndole 'te traje a tu ex marido, a mi viejo, a quien no vemos hace 30 años'", empezó Carolina, autora de Taxi, cómo me encontré con mi papá después de 30 años, un libro que condensa la historia.

Sebastián Wainraich, Julieta Pink y todos los oyentes de Metro y Medio escuchaban a la joven con completa atención y ella siguió: "En ese momento pensé en todo lo que durante estos 30 años lo habíamos necesitado mi hermana y yo y que en una situación así le hubiésemos dicho que nos ayude. Y eso estaba pasando. Mi viejo me estaba dando una mano para llegar a donde yo necesitaba y yo sentí que era perfecto, lo sentí hasta físicamente. Era la situación de perdón más perfecta. Me llevó hasta la puerta de la casa de mi infancia, en la que vivíamos los cuatro y de la que él se había ido hace 30 años. La realidad es que durante ese tiempo yo había borrado a mi viejo, había metido la historia debajo de la alfombra, incluso cuando me preguntaban yo decía que no tenía papá".

Carolina contó casi en tiempo real su impactante historia en Twitter y ahora se convirtió en el libro Taxi, cómo me encontré a mi papá después de 30 años. En Metro y Medio conmovió a todos con su relato.

"Yo no le dije nada, le pagué y entré a mi casa con mi vieja, la ayudé y cuando estuvo todo más tranquilo todo empecé a tuitear lo que había pasado sentada en la cama. Fueron 10 ó 12 tweets y no tomé dimensión de que me iba a leer tanta gente. Mi mamá y mi hermana todavía no habían leído nada porque no usaban mucho las redes sociales. Al otro día me llama un colega periodista y me dice que había salido en el diario mi historia y que me querían sacar al aire en una radio. Entonces tuve que hablar con mi mamá y mi hermana y contarles todo. Mi vieja se conmovió mucho y me preguntó cómo estaba yo, le dije que bien y me dijo que imaginó que esto en algún momento iba a pasar. A partir de ahí seguimos juntas el reencuentro. Por otro lado, la actual esposa de mi viejo vio la noticia en el diario y él me contactó por Facebook. Después de unos días nos vimos y me dijo que esa noche él le dijo a su mujer 'llevé a una chica a la casa de mis hijas', así lo vio él", continuó Carolina.

En FM Metro, la periodista siguió: "En el reencuentro, que lo cuento en el libro también, intenté no pasarle facturas a mi viejo. Le pregunté cómo habían sido las cosas y por qué se había separado de mi mamá. Me contó que él sintió que no pudo con la situación y seguir la relación iba a ser muy conflictivo. Trato de comprenderlo, no soy madre y tomé la decisión de que no quiero serlo, y en gran parte siento que soy así por su ausencia. Sino tal vez sería otra persona. Aprendí a amigarme con eso. El reencuentro con mi papá hizo que me pueda sacar el lastre y vea las cosas con más luz".

Carolina también contó: "Después me enteré que tengo otros dos hermanos y que también pasaron por una situación similar porque mi viejo los dejó, eso me hizo explotar la cabeza y darme cuenta que había otra gente que también la había pasado mal. Tal vez esto los puede ayudar y por eso va dedicado a ellos el libro, entre otras personas. Por supuesto que le pregunté a mi viejo qué lo llevó a dejarlos a ellos también, pero él no lo sabe explicar, quizás más adelante salga. Creo que debe tener que ver con su propia historia con sus padres. Su papá también se había ido y su mamá murió. Claramente ahí había una historia de abandono que mi papá venía arrastrando".

Para el final, la protagonista de esta impactante historia abrió un poco más su intimidad y contó: "Nunca quise tener hijos, siempre lo tuve muy claro, no creo en el instinto maternal per sé. Elegí a un compañero que es un gran padre y que tiene dos hijos con los que me lleve genial. Configuramos una familia ensambladas muy amorosa y relajada".

¡Escuchá la impactante historia de Carolina Ortega!