Esteban Lamothe y Julieta Zylberberg, y su anécdota más hot: "En una época fuimos muy habitué del telo, llegábamos y saludábamos al señor de la puerta"

La pareja de actores contó una divertida historia sobre el comienzo de su relación, allá por 2007.

Julieta Zylberberg y Esteban Lamothe están juntos desde 2007. (Foto: Web)
Julieta Zylberberg y Esteban Lamothe están juntos desde 2007. (Foto: Web)

Zylberberg y Lamothe: "Nos conocimos en 2006. Ambos teníamos en ese momento nuestras respectivas parejas. Digamos que nos amamos un poco en silencio por los compromisos de cada uno".

Esteban Lamothe y Julieta Zylberberg están juntos desde 2007 y son padres de Luis Ernesto, su hijo de dos años. Sin embargo, poco se sabe de su relación.

En la revista Elle contaron cómo se conocieron y también una picante anécdota que data de cuando recién se pusieron de novios.

"Nos conocimos en 2006, haciendo una obra semimontada de teatro leído en el Instituto Goethe", contó la actriz. Lamothe completó: "Eran sólo dos funciones, pero ensayamos bastante. Ambos teníamos en ese momento nuestras respectivas parejas. En la obra nos metían solos adentro de una caja...". Entonces, Julieta reconoció: "Digamos que nos amamos un poco en silencio por los compromisos de cada uno. La puesta fue en octubre y no nos vimos durante todo el verano. En marzo festejé mi cumple y Esteban fue el primero en llegar. Ese fue el reencuentro, y al día siguiente me separé. Por suerte, él ya había cortado con su novia".

La cosa prosperó y siguió adelante, con convivencia incluida. "¡Enseguida me mudé a la casa de ella! Estaba sin plata y andaba de un lado para el otro. Como también tenía pocas pertenencias, me tomaba un taxi con cuatro bolsas de consorcio y me mudaba. Cambiaba de vida muy fácilmente", contó Esteban, al tiempo que ella recordó: "Yo me estaba por ir a vivir sola, todavía estaba con mi mamá. Así que le tocó compartir con la suegra. Recuerdo que se quedaba atrincherado en la habitación cuando yo no estaba en casa. Ni salía a desayunar aunque mi mamá se lo reclamaba. A los pocos meses nos fuimos a vivir juntos".

La intimidad de la charla desencadenó que el actor compartiera una anécdota tan hot como divertida: "Fuimos muy habitué del telo en esa época. Llegábamos y ya saludábamos al señor de la puerta. Era casi como de la familia. Nos faltaba poner una foto en la habitación para hacerla más cálida".

¿Te los... imaginás?