Barbie Vélez, sobre su ruptura con Augusto Schuster: "Pusimos fecha de casamiento, pero no llegué a comprarme el vestido... ¡ahí me moría!"

La joven actriz se refirió en Para Ti a su separación del actor chileno y, en vías a superar la angustia que le tocó en 2014, se mostró divertida a la hora de elegir a su "hombre ideal".

Barbie Vélez, separada de Augusto Schuster y feliz del momento laboral que vive. (Foto:Web)
Barbie Vélez, separada de Augusto Schuster y feliz del momento laboral que vive. (Foto:Web)

"Tomé la relación y el posible casamiento con Augusto como una manera de no ver lo que estaba pasando, que era horrible".

Este año será en la vida de Bárbara Vélez uno de los que no podrá olvidar. Porque después de la trágica muerte de Fabián Rodríguez y el fin de su relación con Augusto Schuster, la actriz se prepara para enfrentar un 2015 más luminoso que este 2014 que se despide.

Concentrada en su presente, que la tendrá como parte del elenco de la reposición de La casa de Bernarda Alba, el clásico de Federico García Lorca adaptado por José María Muscari, Barbie habló con Para ti sobre la separación del actor chileno, que canceló los planes de casamiento que había anunciado con bombos y platillos.

"Pusimos fecha de casamiento, pero no llegué a comprarme el vestido: ¡ahí me moría!", contó, entre risas, y ya superada la ruptura. "Ahora que pasó el tiempo me doy cuenta de que inconscientemente tomé nuestra relación y el posible casamiento como una manera de no ver lo que estaba pasando, que era horrible", confió sobre el momento más oscuro de su vida. "Augusto fue una persona muy importante en mi vida, fue el primer hombre del que me enamoré", remarcó.

Consultada sobre la posibilidad de encontrar el amor en otra figura pública del medio, fue categórica: "Rotundamente no, te lo juro. ¡Es demasiada exposición! Mientras estás feliz, no te molesta mostrarte en los eventos, pero cuando cortás te arrepentís". Aunque si se trata del "hombre ideal", podría hacer una excepción: "¡Ricardo Arjona! Es mi recontra estilo, lo amo. Soy cero fan de los carilindos. No me atraen los rubios de ojos celestes. No me fijaría en un Mariano Martínez, por ejemplo".

La hija de Nazarena Vélez mira al futuro con nuevos ojos, decidida a dejar atrás el dolor del pasado.