¡Fuerte interna entre las bailarinas de ShowMatch! Kate Rodríguez denunció: "Las chicas no me quieren, me hacen un vacío"

La panameña integra el staff del programa de Marcelo Tinelli, pero aseguró en Paparazzi recibir el destrato de sus compañeras.

A los 22 años, Kate Rodríguez dejó Panamá tras su ambición de llegar a la TV argentina y sumarse a ShowMatch. Su decisión la llevó a distanciarse con sus padres y hoy no se hablan. Pero su pasión por bailar fue más fuerte y la panameña logró llegar a su meta: integra el staff de bailarinas de Marcelo Tinelli.

"Las chicas no me quieren, me hacen el vacío. Yo entro y saludo a todo el mundo pero ellas ni me contestan".

Pero su estadía en nuestro país y el trabajo no es color de rosa. Kate aseguró que sus compañeras –las bailarinas históricas del programa- la "discriminan".

"Las chicas no me quieren, me hacen el vacío. Yo entro y saludo a todo el mundo pero ellas ni me contestan", declaró en la revista Paparazzi, develando una fuerte interna con sus colegas.

Sin entender el comportamiento de sus pares, Rodríguez no se amedrentó y sigue adelante. "Pobrecitas, yo les digo que vayan al terapeuta y que se pregunten por qué se obsesionaron conmigo, porque yo no les voy a solucionar los problemas", dijo.

Las internas entre las bailarinas no es nueva y, según manifestó Kate, el propio Tinelli está al tanto de los roces entre sus empleadas. "Hasta Marcelo habla sobre esto. Cuando estamos todas juntas les tira palitos y les pregunta por qué me hacen pasar malos momentos. Yo le digo que no me hablan, pero ellas lo niegan y dicen que está todo bien", agregó.

 "Pobrecitas, yo les digo que vayan al terapeuta y que se pregunten por qué se obsesionaron conmigo".

El supuesto destrato laboral y la decisión de dejar su tierra natal para lograr su sueño le hacen, aún más, cuesta arriba su vida; pero no se arrepiente de nada, cuando escucha el "Buenas noches, América", se le van los males.

"Esto me pone mal, salgo de ShowMacth llorando y me encierro en mi pensión. Tengo mucha angustia, es duro estar sola en un país diferente. Hago lo que amo pero tengo que aguantar situaciones incómodas… Pero cuando Marcelo sale al aire vuelvo a sonreír. Estoy re contenta de estar ahí".

Con las cartas sobre la mesa, ¿qué dirá el resto de las bailarinas ante tamañas declaraciones?