Oscar González Oro anunció que deja la radio después de 26 años: "Me estresa seguir levantándome a las 5.30 todos los días de mi vida"

Carta mediante, el conductor de Dos de Oro anunció que su ciclo finaliza el 19 de diciembre y que el año que viene sólo hará el programa de América, para dedicarse a su vida social.

Oscar González Oro se tomará un año radial sabático en 2015. (Foto: América)
Oscar González Oro se tomará un año radial sabático en 2015. (Foto: América)

Una vez más Oscar González Oro (63) abrió su corazón desde su muro de Facebook para comunicar lo que considera una decisión compleja. Tras 26 años en el éter, el conductor de Dos de Oro anunció que el ciclo de radio La Red finalizará el 19 de diciembre y no regresará en 2015 a la AM 910, año en que sólo hará Los Unos y los Otros por América y se dedicará a su vida social.

"Hace un tiempo pensaba en seguir con la radio y dejar la tele. Y me di cuenta, o mi hicieron dar cuenta que tenía que hacer exactamente lo contrario. Dejar la radio en el 2015 y seguir con los Unos y los Otros por América. Lo que me estresa es seguir levantándome a las 5.30 todos los días de mi vida".

El texto completo:

En los últimos tiempos me he sentido injusto por algún pensamiento que aparecía de vez en cuando. Yo pensaba y decía que la (Radio) 10 fue mi casa durante 15 años. Y que no iba a volver a sentirme en casa de nuevo. Y me equivoque. Descubrí una casa nueva, luminosa, llena de afectos, y llena de gente a la cual comencé a respetar y a querer. Y también a sentirme querido.

Y ese lugar es Radio La Red. Aprendí a agradecer todo lo bueno que me pasa en esta vida. Y por lo tanto debo hacerlo con la gente que me llamó y me convocó para trabajar. Pero con nombre y apellido. Daniel Vila me abrió no solamente las puertas de la radio, sino también las puertas de su casa, de su hermosa familia. Viajé con él, comimos, disfrutamos. Conocí a sus hijas y a su hijo Agustín. Agustín Vila que empezó tratándome de Ud. y hoy es una persona que está en el círculo más cerrado de mis afectos más sinceros.

A la gente del deporte, corazón de la radio, que me tratan con un enorme cariño y respeto. A Luis Majul que me permite divertirme todos los días. Alejandro Fantino al cual ya conocía, pero aprendí a escuchar en el auto todas las tardes y ver su crecimiento en todo sentido.

Estoy feliz de trabajar en el grupo. En América y en La Red.

Un párrafo especial para mis compañeros de la mañana. Luis Novaresio y Jorge Rial. Al comienzo de este año estaban como enojados, y con razón, porque llegaba una especie de intruso. Fuimos trabajando juntos y hoy la mañana de la radio es una especie de bloque muy sólido. Los pases resultan ser partes importantes de los tres programas. Pusimos cada uno lo mejor que tenia y logramos hacer una radio coherente, solida, creíble y divertida.

"Necesito también seguir formando parte, aunque no esté todos los días, del staff de profesionales de la radio. Con esto quiero decir, no me voy a otra radio. No. Me quedo en La Red. No voy a estar todos los días porque ya no soy un pibe, pero voy a estar cuando la radio y su gente me necesiten".


También me di cuenta que hace 9 meses que no voy al teatro. Que no tengo vida social porque priorizo el trabajo. Que no puedo aceptar una comida en la noche porque no puedo acostarme tarde. Hace casi 17 años que me levanto a las 5.30 hs. todos los días de lunes a viernes. Y siento que también no me estoy nutriendo a nivel espiritual. Me gusta ir al teatro y después comentar al aire lo que vi. Me gusta ir al Colón. y no puedo hacerlo. Me gusta comer y estar con mis amigos. Me gusta tener tiempo para leer o estudiar o para escribir. Y no lo tengo. Necesito tiempo para mí. Para mi gente. Para mis hijos.

Necesito salir a comer y no sentir culpa al otro día. Ver una película en un cine. Hace años que no voy al cine. Muchos.

Hace un tiempo pensaba en seguir con la radio y dejar la tele. Y me di cuenta, o mi hicieron dar cuenta que tenía que hacer exactamente lo contrario. Dejar la radio en el 2015 y seguir con los Unos y los Otros por América. Lo que me estresa es seguir levantándome a las 5.30 hs todos los días de mi vida.

Por otra parte siento que no me estoy yendo de la radio. Siento que sigo perteneciendo. Si Jorge necesita faltar unos días porque también está cansado, y precisan que lo cubra, ahí estaré. Si Luis por alguna razón no puede ir a la radio, ahí estaré también. Si la radio necesita algún programa especial o alguna campaña solidaria, por supuesto puede contar conmigo. No me quiero ir del todo. Necesito también seguir formando parte, aunque no esté todos los días, del staff de profesionales de la radio. Con esto quiero decir, no me voy a otra radio. No. Me quedo en La Red. No voy a estar todos los días porque ya no soy un pibe, pero voy a estar cuando la radio y su gente me necesiten.

No tengo mucho más para decir o informar. Sólo volver a agradecerles a todos el hecho de sentirme querido. Para mi es importante eso, no es un detalle más. Siempre dije que hice y hago todo para que me quieran y lo logré una vez más.

El viernes 19 de diciembre termina este primer ciclo de Dos de Oro. Pero tengo la convicción interna que en algún momento haremos el segundo.

Gracias también a los oyentes que hace 26 años me eligieron. Que me hicieron muy feliz. Que me dieron todo. Que me hicieron durante 14 años el conductor más escuchado de la radiofonía argentina. Título que llevo con orgullo y lo llevaré toda mi vida.

Gracias. Ojalá se entienda bien. Yo sé que hay gente que la pasa mal levantándose muy temprano y no tiene más remedio que seguir. Pero yo debo pensar en mí y en mi salud también. Siempre hice radio para ellos. Compartí vidas enteras. Gente que me escuchaba en Pinamar cuando eran chicos hoy son padres, profesionales, hicieron toda la carrera escuchándome. Gente que perdió a gente querida y me escribía para contármelo. Yo viví todo al aire. Desde la muerte de mi madre hasta las cosas más chiquitas. Gracias a La Radio en general y a La Red en particular. A todos los demás ya se los agradecí en su momento.

Conocí a un ser extraordinario. En tantos años de radio he tenido operadores increíbles. Pero Cacha Paredes marcó mi vida. No solamente la profesional. Sino la otra también. Es buena gente. Uno de los tipos más queribles y amables que conocí.

Por supuesto que los voy a extrañar. Lo cual tampoco es malo. Ojala me extrañen Uds. también.

Gracias por entenderme y apoyarme.

Igual estén atentos porque los voy a seguir escuchando. Y controlando.

Año 2015 en América y nada más. Gracias.