Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Narda Lepes recordó la controversial foto del cerdo y recrudeció la polémica con los veganos: "Que se jodan"

Mirtha Legrand le consultó por el escándalo a raíz de la imagen que había subido a Instagram de una nariz de chancho cocinándose y la cocinera redobló la apuesta.

Narda Lepes y la foto del cerdito: la polémica contiúa

Narda Lepes estuvo invitada a la mesa de Mirtha Legrand. Tema va, tema viene, la conductora reflotó un viejo conflicto que a la cocinera en su momento la dejó con un mal sabor en la boca.

"El que no sabe hacer una morcilla ¡qué se joda!", le dijo Narda Lepes a Mirtha Legrand.

En la mesa de Almorzando tocaron el tema de la alimentación y, sagaz, Mirtha trajo a colación un hecho polémico para Narda: “Hablando de chancho…”, comenzó diciendo la Chiqui: “¿vos sacaste la cabeza de un chanchito en una cacerola?”.

Narda, muy resuelta, le graficó el momento a la conductora: “Fui a una carneada en Sunchales con mis cocineros. Landriscina cocinó locro, y aprendimos a hacer morcillas. Otro día hicimos un menú en Tegui –restó de Germán Martitegui-  y pensamos en hacer una morcilla de cero. Compramos dos cerdos alimentados en el campo y comenzamos el proceso. El que no sabe hacer una morcilla ¡qué se joda!”.

Acto seguido, la invitada explicó el método que comparte con sus seguidores en las redes sociales: “Pongo una carne al asador, le saco una foto y la subo en Instagram, la foto era una nariz de chancho que quedaba afuera. Era eso".  Y continuó diciendo: "Me cayeron encima, me dijeron maltratadora de animales y después la cosa se calmó”, relató Lepes delante de los otros comensales espantados al ver por los monitores la foto en cuestión.

“Ah, no, no, no, es horrible. Los ojitos... ahí es horrible”, protestó la conductora. Narda no tardó en explicarle que no había ojitos, que era sólo la nariz. Y por si a alguien le quedaban dudas del destino de los animales cuando van al matadero, Lepes remató: “Cuando uno ve pasar un camión en la ruta lleno de animales, no los llevan a otro campo. Los llevan al matadero. Si te gusta el durazno, la pelusa es la que está ahí…”.

¿Qué dirán sus detractores?