Laura Fidalgo se descargó contra Mora Godoy y casi saca de las casillas a Marcelo Tinelli: el video

La verborrágica bailarina pidió su derecho a réplica, pero su alegato fue demasiado extenso y exasperó al conductor y el jurado.

Laura Fidalgo casi saca de las casilllas a Marcelo Tinelli: el video

La noche de catarsis de Laura Fidalgo fue como un poderoso bumerang, ya que tras su extenso descargo contra Moria Godoy por las presuntas burlas durante la exhibición de tango, el jurado la calificó con apenas 18 en el rock and roll de Bailando. La participante de ShowMatch exigió el derecho a réplica apenas se paró en el centro del escenario, pero su verborragia casi saca de las casillas a Marcelo Tinelli y le valió un duro cruce con Graciela Alfano.

Tinelli: "No, pará, no me enojo. Si la miro, porque la miro, miro para la cámara, es porque me estoy riendo de usted, miro para abajo y te estoy jodiendo. No sé dónde poner la mirada. Pasa que como estoy conduciendo tengo que mirar un poco la cámara, sino quedo de espalda. Es lo único que te pido que me banques. No es una falta de respeto contra vos".

Desde un principio Laura tuvo que lidiar con las ironías de los reidores, las señas de las bailarinas del staff del programa y hasta con la producción que adornaba su discurso con sonidos y planos burlones. Sin embargo, su actitud combativa desoriento al mismísimo conductor que se quedó estupefacto ante el reclamo de la morocha: "¿Tengo tiempo? Porque si me apuran, no. En serio, para mí es un tema serio".

Segundos después, Fidalgo retó a Tinelli, quien blanqueó la tensión: "No se enoje. Está como enojada conmigo". Sin pelos en la lengua, la participante de Bailando se quejó: "No es para gaste porque yo la pasé muy mal. Me hace mal. Pero tampoco mires para abajo".

Al borde de un ataque de nervios, Marcelo Tinelli fue directo: "No, pará, no me enojo. Si la miro, porque la miro, miro para la cámara, es porque me estoy riendo de usted, miro para abajo y te estoy jodiendo. No sé dónde poner la mirada. Pasa que como estoy conduciendo tengo que mirar un poco la cámara, sino quedo de espalda. Es lo único que te pido que me banques. No es una falta de respeto contra vos".

El relato de Laura era tan largo y tocaba tantos temas que se volvía imposible de seguir, y frente a la seguidilla de chistes en el piso, explotó de celos contra Marcelo: "Cuando están las otras personas vos las escuchás… No puedo seguir así. Dejame el micrófono un poquito".  Hasta que se alejó indignada, amagando con irse del estudio. Cuando volvió, incluso le pidó a su partenaire: “Me traes un poquito de agua por favor”.

Fidalgo: "Cuando están las otras personas vos las escuchás… No puedo seguir así. Dejame el micrófono un poquito".

Hastiado de tanta explicación confusa, el conductor resumió y bancó a sus compañeros de Ideas del Sur: “Entre Mora y vos no hay buena onda, te lo digo con sinceridad. No se nota y te lo digo muy en serio. Lo único que dijimos nosotros, quizá ampliado, es que no existe la buena onda. Pero no estamos diciendo nada malo”.  La gota que rebasó el vaso para el conductor fue el manto de dudas que Fidalgo sembró sobre Godoy: “No entiendo qué me querés decir con eso. Para hacerlo más concreto ¿qué tenemos que averiguar? ¿Cómo es Mora Godoy? Yo cuando digo algo trato de ser concreto”.

Moria: "No tenés poder de síntesis y te da como que estás desequilibrada. Pocas personas me hacen reír tanto como vos porque nunca entendí nada de lo que dijiste".

Al momento de la puntuación, Graciela Alfano fue severa y se encontró con la férrea ofensiva de Laura Fidalgo: "No empecé hace cinco minutos, soy una persona. Respeto… Me lo decís en camarín, acá no. Si querés poneme un uno. A mí esto no porque yo también tengo muchas cosas para decir, pero no es el lugar".

Como siempre, el resumen más perfecto fue el de Moria Casán: “Nunca vi un ser humano que mueva más los brazos que vos. No voy a ser una psicóloga, pero debo decir que me divertiste mucho en la previa. No sé si sos o te hacés… No tenés poder de síntesis y te da como que estás desequilibrada. Pocas personas me hacen reír tanto como vos porque nunca entendí nada de lo que dijiste”.