Ciudad Magazine

Notas Top

Eugenia Tobal contó cómo superó su divorcio de Nicolás Cabré y dijo: "Si la posibilidad de encontrar un hombre no camina, no descarto ser madre soltera"

La actriz habló sobre su faceta más íntima en una entrevista para el ciclo web CoCine.

Eugenia Tobal y su deseo de ser mamá: mirá cómo lo contó

La vida personal de Eugenia Tobal (38) se mantiene por los carriles del perfil bajo, aunque ha tenido algunas relaciones que trascendieron, como su breve matrimonio con Nicolás Cabré (34) o su relación con el músico Santiago Aysine (30), que terminó en el verano.

"La idea y lo socialmente correcto es que sea madre junto a un compañero y estoy en búsqueda de eso. Pero hoy hay muchas posibilidades gracias a la ciencia, se avanzó muchísimo. La idea es encontrar un hombre que acompañe este deseo. Pero en un futuro, si esa posibilidad no camina, no descarto ser madre soltera. Es un deseo muy profundo y cuando logre materializarlo, todo lo demás va a ir más libremente".

La actriz y conductora de Pura Química no suele hablar de su ámbito privado pero, a veces, abre un poquito su corazón y cuenta sus sentimientos. Esta vez, Tobal estuvo en CoCine, un ciclo web de entrevistas y cocina. Allí transmitió su deseo de ser madre y también contó cómo superó su separación de Cabré.

"La familia me hace muy bien. Quiero ser mamá en un futuro. Ahora estoy sola.... Sé que un hombre va a haber seguro, porque necesito que aporte el 50 por ciento, ja, sino estamos en el horno, sería milagroso que lo haga sola. Obviamente que la idea y lo socialmente correcto es que sea con un compañero y estoy en búsqueda de eso. Pero hoy hay muchas posibilidades gracias a la ciencia, se avanzó muchísimo. La idea es encontrar un hombre que acompañe este deseo. Pero en un futuro, si esa posibilidad no camina, no descarto ser madre soltera. Es un deseo muy profundo y cuando logre materializarlo, todo lo demás va a ir más libremente", confesó Tobal.

Luego, la actriz se sinceró sobre su ruptura con Cabré: "Después del 'choque', de lo que pasó, estuve como tres años preguntándome '¿por qué pasó esto?', pero después lo traduje en '¿para qué?'. El tiempo es sabio y sana. Tuve la sabiduría de respetar el momento y pasó. Un día dejé de llorar y pude caminar con otra felicidad y alegría. Hay que aferrarse a los afectos, a la familia, a los amigos, al trabajo. Salir de tu casa para desarrollarte es muy importante. Ese es el consejo que le puedo dar a quien pasa por algo similar. Estas situaciones se superan".