Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El desafío de Karina Jelinek a Fabián Doman: "Si invitás a Leo Fariña, yo traigo a Evelyn von Brocke"

Tras negar que el empresario haya sido atacado en la cárcel, el conductor de Nosotros al mediodía recordó el compromiso de entrevistarlo si sale en libertad, pero la morocha lo toreó.

Karina Jelinek desafió a Fabián Doman: "Si invitás a Leo Fariña, yo traigo a Evelyn Von Brocke"

Más perspicaz de lo que se le atribuye, Karina Jelinek volvió a demostrar que continúa realizando el duelo por su separación de Leonardo Fariña, y ratificó ante Fabián Doman que no quiere volver a tenerlo cerca. Como una más de las noticias del día, en Nosotros al mediodía desmintieron el supuesto ataque que decían que el empresario había sufrido por parte de sus compañeros de celda en la cárcel.

Karina Jelinek: "Yo voy a traer a tu ex. ¿Sabías, no? Vos lo entrevistás a Leo Fariña y yo a Evelyn Von Brocke".

"No sabía nada", contestó asombrada Jelinek cuando Doman la consultó. La periodista Fernanda Iglesias completó asegurando que el abogado de Fariña desmintió un aislamiento de su cliente por cuestiones de seguridad. Entonces, el conductor hizo que la morocha explique su situación matrimonial: "Estoy en trámite de divorcio, separada de hecho hace un año. Sólo mis abogados hablan con sus abogados, él ya tiene su novia… Es un divorcio muy traumático para mí, todavía lo estoy sufriendo".

En ese interín, el defensor del ex de la modelo, Rodolfo Baqué, recordó el compromiso que asumió con Fabián Doman de que entrevistaría a Leonardo Fariña una vez que salga en libertad. Como el periodista asintió con una sonrisa, Karina Jelinek lo apuró: “Y yo voy a traer a tu ex. ¿Sabías, no? Vos lo entrevistás a él y yo a ella”.

Temeroso y consciente de la caja de pandora que podría abrirse, Doman se mostró gentil con Jelinek: "Viene sólo si vos aceptás. Si no, no viene. O voy a entrevistarlo a la casa". Incisiva, Karina insistió: "Yo voy a entrevistar a Evelyn von Brocke. La voy a traer acá a Evelyn, y si querés, te podés ir". Entre bromas y confesiones, ambos postergaron una negociación que los sensibilizaba.