Ciro y la historia detrás de su hit: "Escribí Mírenla cuando murió Jazmín de Grazia. Era la imagen de la soledad"

Por primera vez, el músico le contó a Rolling Stone por qué la modelo, que falleció en febrero de 2012, fue su inspiración a la hora de escribir los versos de una de sus canciones más populares

Ciro y la historia detrás de su hit: "Escribí Mírenla cuando murió Jazmín de Grazia. Era la imagen de la soledad"

En una extensa entrevista con la revista Rolling Stone, Andrés Ciro Martínez habló de su trayectoria, del camino recorrido con Los Piojos, la separación de la banda y cómo resurgió con éxito de la mano de Ciro y Los persas.

Pero a la hora de repasar sus temas más exitosos, el músico sorprendió al revelar la historia detrás del tema Mírenla, uno de sus últimos hits. En uno de los fragmentos de la canción, Ciro dice: “Mírenla, miren, miren mírenla, ella está tan sola. Mírenla, en sus ojos hay placer, mírenla cuando te enamora (…) Ella va buscando ser la reina de una noche, larga noche sin final, ella quiso ser rebelde y bella, y en la tina descansar”.

"Me pegó ese juego de la mina que goza seduciendo a un pibe de barrio, y después se tiene que comer la soledad, en su bañera, ‘en la tina descansar’".

Al hablar del éxito de la canción, Andres contó que la canción está basada en Jazmín de Grazia, quien falleció a los 27 años en febrero de 2012: “Los primeros versos de la letra los escribí cuando me enteré que había muerto Jazmín de Grazia. Yo la había visto un par de veces, pero no tenía ninguna relación con ella, más allá de encontrarla alguna vez a la salida de un boliche. Pero la verdad que su muerte me produjo una conmoción, porque me parece la imagen de la soledad, de todas esas pibas que uno imagino como que acarician el cielo, que son diosas, divas, hermosas, y muchas veces son pibas del interior, alejadas de su familia”.

Además, la relación que mantuvo con una modelo años atrás también le sirvió para escribir la letra de la trágica historia: “Yo salía hace muchos años con una pendeja que era modelito, y vivía en un cuarto con cuatro cuchetas, y después la ves en un boliche y es Mata Hari. Entonces me pegó eso, ese juego de la mina que goza seduciendo a un pibe de barrio, y después se tiene que comer la soledad, en su bañera, ‘en la tina descansar’. Puse tina, que es una palabra rara en mí, porque si ponía bañera se iba todo al carajo”.