José Bianco: "Conocí a mi novia por Facebook; en la primera cita la hice caminar 60 cuadras"

El meteorólogo de Telenoche -todo un boom entre las redes sociales- habló con Ciudad.com de su carrera y de su vida. ¿Habrá salido con alguna famosa?

En su camino por la calle, parece inevitable la pregunta de rigor de los ocasionales testigos que advierten quién es nuestro entrevistado. Entre los saludos más "cholulos", pululan las consultas sobre el clima, incluso el típico "cómo se viene el fin de semana". José Bianco siempre sonríe, y responde servicial cada duda.

El meteorólogo de Telenoche, elegido por los usuarios de Ciudad.com como el favorito de la TV, no oculta la pasión por su profesión, poco corriente, pero una de las más comentadas en el día a día de toda persona, hasta para elegir los looks para salir a la calle. Además, en este mano a mano, se anima a revelar un poco más sobre su propia historia personal. Y relata: "Nací en Bahía Blanca y a los 17 años vine a vivir a Buenos Aires. Acá empecé la carrera de Licenciatura de Ciencias de la Atmósfera en la UBA, carrera que todavía no terminé, me falta la tesis. Me demoré cuando empecé a trabajar… Si hay algo que me gusta de mi profesión es salir a cazar tormentas", adelanta, entusiasmado. Al tiempo que reconoce que su corazón "está ocupado": de novio con Laura, desde hace un año y medio, ya están en plena mudanza apostando a la convivencia.

"Me di cuenta que quería ser meteorólogo porque en Bahía Blanca hay mucho viento, hace mucho frío, mucho calor y hay muchas tormentas; y porque me gusta la física y las matemáticas. La carrera me atrapó y no me arrepiento de elegirla".

- ¿A qué edad se te despertó la curiosidad por esta profesión que es poco convencional?

- Sí, era una de las carreras menos estudiadas de la UBA, inclusive menos que bibliotecario, y no porque sea una mala carrera, sino porque hay muchas personas que trabajan sin haberla estudiado. Mucha gente que aparece en televisión no hizo la carrera y es común que se crea que es un oficio en lugar de una ciencia. Pero volviendo a la pregunta, me di cuenta que quería ser meteorólogo porque en Bahía Blanca hay mucho viento, hace mucho frío, mucho calor y hay muchas tormentas. También  me gustaba la física y las matemáticas; y no me gustaba ser abogado, nunca me interesó la medicina... Entonces, por descarte de cosas que no me gustaban y por elección, opté por la meteorología, que terminó siendo una carrera mucho más seria y robusta de lo que me imaginé. Me atrapó y no me arrepiento de elegirla.

 - ¿Qué dijeron tus padres cuando les comunicaste lo que querías estudiar?

- Mi familia siempre me apoyó y nunca me obligó a cuestionarme cosas antes de tiempo, yo era el que les contaba a mis padres lo que me gustaba y cómo iba avanzando en la carrera. Era una política ya tomada, porque mi hermano es ingeniero forestal y mi hermana es maestra especial, fundó una escuela de equinoterapia en Bahía Blanca. Ellos ahora viven allá.

- ¿Cómo fue tu ingreso a El Trece, particularmente a Telenoche?

- Trabajaba en radio Continental con Magdalena Ruíz Guiñazú y Víctor Hugo Morales cuando me enteré por unos compañeros de la facultad que estaban buscando gente en el canal, mandé currículum pero no tuve respuesta. Después se lo comenté a Edgardo Alfano, que es columnista de política y conductor del canal. Yo trabajaba con él en la radio, presentó mi currículum y a la semana me llamaron. Hice tres meses de prueba en TN y después pasé a Telenoche. Ya hace 5 años y medio que estoy.

"Me llevó muy bien con Santo y María Laura. Son unos genios. Santo es como un papá, es muy buena persona. De los que están en el canal es uno de los más capos"

- En Telenoche combinás el pronóstico con una sección musical, ¿cómo surgió el combo?

- Surgió de la producción hace un año y medio, y ahora quedó. La idea es finalizar el noticiero más descontracturados. A mí me gustó la idea, porque me encanta la música; sé tocar algunos instrumentos, como la guitarra. Igual, aclaro, que mis conocimientos en el tema no están al nivel de expertos y la mayoría de los temas que presento no son de mi elección, porque mis gustos son acotados a cosas raras.

- ¿Cómo es tu relación con Santo Biasatti y María Laura Santillán?

- Me llevó muy bien, son unos genios. Santo es como un papá, es muy buena persona. De los que están en el canal es uno de los más capos, se lleva con todos muy bien, es muy querido.

- Cuando empezaste a estudiar meteorología, ¿lo asociabas a la popularidad que te podía generar estar en televisión?

- No, generalmente no proyecto. Nunca imaginé entrar a la facultad para algo. Inclusive, no sabía muy bien cuál era la salida laboral. Si vas al pabellón 2 de Ciudad Universitaria te das cuenta que nadie, de los que van ahí, quieren trabajar en televisión, es la contrafase de lo televisivo. La gente está pensando en hacer una carrera científica y de investigación.

- Ser famosos es algo que no buscaste, pero ¿estás feliz con el presente laboral y la exposición que tenés?

- Sí, estoy feliz. Además uno no se da cuenta de que es famoso. Lo mío fue un proceso gradual. Al principio te llama un poco la atención, pero no te molesta el cambio. Lo que sí me molesta es la gente maleducada. Son unos pocos, pero te amarga que hagan comentarios o inventen cosas. A mí mucho no me pasa, pero imaginate a la gente que es muy conocida, todo lo que se opina de ellos se multiplica, y eso no está tan bueno.

“Ser famoso es algo que no busqué, que se dio gradualmente por mi trabajo y no me molesta. Generalmente, los mensajes que me mandan son buenos. Si alguien me tira mala onda no lo registro. Acepto críticas, pero mala onda, no. Ahí, automáticamente, esa gente deja de existir, bloqueo o elimino”

- Más ahora con el uso de las redes sociales, donde todo el mundo puede decir lo que quiere...

- Sí, yo uso Twitter, @Josebianco10, y generalmente los mensajes que me mandan son buenos. Si alguien me tira mala onda no lo registro. Acepto críticas, pero mala onda, no. Ahí automáticamente esa gente deja de existir, bloqueo o elimino.

- Cuando te propuse hacer la nota me dijiste que no querías hacer fotos con paraguas o pilotos, ¿recibís cargadas por la profesión?

- No, para nada. He hecho fotos así, pero no es lo que más me gusta. Sé que me identifican con el clima, con el paraguas, pero por ahí es más atractivo salir a cazar tormentas que hacer una foto con un paraguas.

- ¿Cómo se caza una tormenta?

- Tiene que ver con tratar de pronosticar una zona determinada en donde, al día siguiente o dentro de 48 horas, van a darse condiciones favorables para que se formen tormentas, como mucha humedad, cierto desorden dentro de la atmósfera y otras condiciones más técnicas que te llevan a que dentro de un radio de 200 kilómetros sepas que se van a formar tormentas severas. Entonces, cuando esas condiciones se dan y no muy lejos, alquilamos autos y vamos con los instrumentos de medición y con las computadoras para poder ver la imagen del radar. Una vez que se forma la tormenta, nos metemos en la zona donde puede haber tornados o puede haber granizo, porque no es una mancha deforme una tormenta, tiene una estructura. Vamos ahí, prendemos la cámara y empezamos a contar.

- ¿Y qué pasa cuando graniza sorpresivamente y no estaba previsto, como pasó hace unos días?

- Imaginate esta situación: salís, mirás por la ventana y te metes adentro; luego no salís por varias horas. El clima cambia. Si vos salís a cada hora es muy probable que sepas cómo está cambiando el tiempo. Los meteorólogos también, cada determinado tiempo actualizamos el pronóstico, pero entre la mañana y el momento que pasó no hay muchas actualizaciones. Es decir: hubo un cambio brusco a último momento, no es que es impredecible, sino que la atmósfera, entre el abrir y cerrar nuestro de la ventana, varió y se formó esa tormenta intensa. ¿Había posibilidades de predecirlo? Sí ¿Muy altas?, no. Sino, uno tendría que salir todo el tiempo a decir que puede haber tormenta de granizo.

- Volviendo a tu profesión vinculada a la fama, ¿te ayuda a la hora de la conquista?

- No sé, al principio era difícil porque no sabes qué es lo que está pensando la otra persona. Vos decis: “Me mira”; y luego te respondes: “Ah, me mira porque estoy en la tele”. A mí no me interesa una persona que me busca porque salgo en televisión. En mi forma de pensar, que una mujer se me acerque sólo por eso, resta muchísimo. La popularidad crea en uno un mundo artificial, mental, que te complica. Antes, si alguien te miraba era el inicio de una charla, de una relación, si había aceptación.

- Más allá de la circunstancia que hicieron que hoy seas famoso, sos lindo, supongo que con las mujeres te ha ido bien siempre...

- (Risas) Eso suponelo, yo no me quejo. Pero es todo un tema. Hoy estoy en pareja.

- ¿Cuánto hace que estás en pareja? ¿Cómo se llama y a qué se dedica tu novia?

- Se llama Laura, es de Misiones, y salimos hace un año y medio. Está estudiando maquillaje. En este momento está eligiéndome los muebles, porque estamos en plena mudanza.

"A mi novia la conocí por Facebook. Hablábamos y, después de un tiempo, Laura me dijo que venía a Buenos Aires. Nos vimos, la llevé a comer a una pizzería berreta y la hice caminar 60 cuadras. Así empezamos y, con eso, me demostró que había amor"

- ¿Cómo se conocieron?

- Nos conocimos por Facebook, ninguno de los dos nos acordamos bien quién agregó a quién, es muy probable que yo a ella. Hablábamos y, después de un tiempo, Laura me dijo que venía a Buenos Aires. Nos vimos, la llevé a comer a una pizzería berreta y la hice caminar 60 cuadras. Así empezamos y, con eso, me demostró que había amor. Luego se vino a vivir acá, empezó a estudiar y terminó decantando todo en una convivencia.

- Antes de estar en pareja, ¿alguna famosa te “tiró los perros”? Porque en El Trece desfilan muchas actrices, modelos, conductoras…

- ¡Noooo!

- ¿No tenés historial amoroso con ninguna famosa?

- Si hubo, está en el pasado. Pero no, no. Lo que yo dije: “¿Para qué salir con alguien que está en la tele o es compañera de trabajo?” Igual, no hubo nadie que me haga pasar ese inconveniente. Siempre traté de no mezclar.

- Cuando no estás trabajando, ¿cuál es tu distracción o la actividad que te de placer hacer?

- Me encanta viajar, me gusta sacar fotos, la música y jugar al fútbol.

- ¿Vas a hacerte una escapadita a Brasil para ver el Mundial?

- No creo que vaya, si surge una posibilidad interesante para ir o un amigo organiza, voy. Me da envidia ver a todos los que están ahí, pero me voy a organizar y voy a ir al próximo Mundial, en Rusia, que creo que estaba dentro de los destinos.

- Por último, si te tenés que proyectarte dentro de 10 años, ¿qué objetivo personal y laboral te gustaría haber conseguido?

- En lo personal me gustará haber formado una familia. En lo laboral me gustaría armar un programa de televisión apuntando a lo que estudié: referido a las tormentas y a la naturaleza, combinado con viajes y música. Este proyecto lo tengo pensado a menos de 10 años ¡En 10 años espero que sea un clásico!