Walter Nelson y el desconsuelo por la muerte de la hija de Tití Fernández: "Es el dolor más grande que pueda sentir un ser humano"

El relator, compañero de secundario y amigo íntimo del periodista, habló del fallecimiento de María Soledad, en Brasil.

Walter Nelson y Tití Fernández. (Foto: Web)
Walter Nelson y Tití Fernández. (Foto: Web)

La alegría por la clasificación de la Selección a cuartos de final se vio empañada por la tragedia que golpeó al mundo del deporte. Una de las hijas del querido periodista Tití Fernández falleció en un accidente automovilístico en el kilómetro 619 de la ruta 318, en Oliveira, a 127 kilómetros de Belo Horizonte.

"Estas cosas te pegan mucho más cuando le ocurre a gente joven o a personas que uno conoce. Creo que la muerte de un hijo no se supera nunca".

María Soledad, de 26 años, había viajado a Brasil para sorprender a su papá en el día de su cumpleaños, el 17 de junio pasado. La noticia impactó en los medios y numerosos amigos de Fernández le brindaron todo su apoyo en este difícil momento. Marcelo Tinelli, Jorge Rial y muchos más volcaron su tristeza en las redes sociales.

Walter Nelson, amigo íntimo de Tití, compartió su desconsuelo desde Brasil. “Éste debe ser el dolor más grande que puede sentir un ser humano. Es terrible. Una verdadera tragedia”, aseguró en A24. “Me enteré de casualidad. No pude hablar con él todavía y creo que su mujer, Nora, estaba en Miami. No me quiero ni imaginar lo que debe ser”, agregó aún consternado.

"Tenemos una relación que va mucho más allá de lo laboral. Hicimos la secundaria juntos, nos criamos en el mismo barrio".

La amistad entre el relator y el periodista viene desde hace muchísimos años y Nelson conocía a la joven desde pequeña. “Tenemos una relación que va mucho más allá de lo laboral. Mirá si lo conoceré, hicimos la secundaria juntos, jugamos al fútbol durante muchos años... nos criamos en el mismo barrio. Tanto él como su mujer y su hija estuvieron en el cumpleaños de 15 de mi hija”, contó.

Sobre el final, Walter habló de su reacción al conocer la noticia. “Toda muerte es dolorosa, pero te pega mucho más cuando le ocurre a gente joven o a personas que uno conoce. Personalmente, creo que la muerte de un hijo no se supera nunca. Es algo anti natural, debe ser el dolor más grande que pueda sentir un ser humano”, concluyó.

Todo nuestro apoyo a Titi y su familia en este difícil momento.