Ciudad Magazine

Notas Top

Jorge Rial: "Si te queda algo de dignidad, da un paso al costado"

El conductor habló en Intrusos y utilizó términos durísimos para referirse su ex pareja. La trama secreta del escándalo. El video.

Jorge Rial, durísimo contra Loly Antoniale: "Si te queda dignidad, da un paso al costado"

"Pasaron cosas que no puedo creer. No  hay persona que pueda cometer las bajezas que se cometieron con un menor".

Jorge Rial no se calló nada. Si en el horizonte se vislumbraba aún una mínima posibilidad de reconciliación con Loly Antoniale, quedó enterrada bajo un durísimo descargo. El conductor utilizó varios minutos de Intrusos para hablar de la situación actual de su relación con la modelo.

El periodista ya había adelantado en Ponele la firma su decepción con Loly debido a una delicada situación que involucró a Morena, una de sus hijas. “Me enteré de un montón de cosas que me dolieron. No el hecho porque hay cosas que son normales, pueden pasar y los seres humanos pueden tener debilidades. Pero no que mi hija haya participado de algunas indirectamente, eso no. Con los chicos, no. Sobre todo con alguien que amaba profundamente a Loly. Lo peor es que mi hija quedó rehén de una situación, entre contar  y pelearse con ella o contar y que yo me pusiera mal”, reveló Jorge.

"Ya cerré la persiana y he puesto cuatro candados. Dejaste a una chica con una carga grande, que vio un montón de cosas y eso si nunca lo voy a perdonar".

Con términos durísimos y apelando en numerosas oportunidades a la dignidad de Antoniale, Rial disparó con munición pesada. Su descargo:

“Usaron mi silencio adrede para hacer creer que era un manto de sospecha o una red mafiosa y la verdad… hasta ahí. En el medio pasaron cosas que no puedo creer. No  hay persona que pueda cometer las bajezas que se cometieron con un menor. No quiero entrar en detalles porque es mi hija, pero quiero decir que no fue nada físico, pero por ahí fue peor. Si seguía guardando silencio, se transformaba en un arma que usaban en mí contra. Aguanté, soporté, estuve hasta que vi lo que vi el viernes y dije ‘basta’. No puede haber tanta mentira e ingratitud. Usar a una familia,  a una chica que la amaba… no se puede estar con una persona que lotea su corazón.

"Hiciste un daño gravísimo. No a mí, se lo hiciste a alguien que decías que amabas mucho. ¿Te acordás, 'Ma'?".

Había un amor profundo y eterno, obviamente es lo que más duele. No a mí, ya cerré la persiana y he puesto cuatro candados, pero me dejaron a mí. Dejaste a una chica con una carga grande, que vio un montón de cosas y eso si nunca lo voy a perdonar. Nunca lo voy a perdonar. Yo guardaba silencio por cariño. Trataba de mantener en pie a alguien que yo quería de verdad y después me di cuenta que no era retribuido de esa manera. Por eso digo que yo también guardé silencio. Claro, antes no me había enterado de nada. Siempre, ante cualquiera, le voy a creer a mi hija. Después ya se dan cuenta lo que pasa, empiezan a aparecer cosas. Yo no sé cómo se vuelve de esto. Me guardo los detalles, pero sé que hay colegas que saben. Yo me callo porque es mi hija. Repito, no es nada físico, yo no lo voy a contar. Ojala que esa persona que hizo ese daño a alguien que tanto amaba tenga un último rapto de dignidad. De verdad lo digo, ojalá que tengas un rapto de dignidad y dejes un espacio en blanco porque hiciste un daño gravísimo. Gravísimo. No a mí porque ya estoy curtido, se lo hiciste a alguien que decías que amabas mucho. ¿Te acordás, 'Ma'? Ojala que tengas un último rapto de dignidad y des un paso al costado. Cada vez que la gente te vea, va a saber qué clase de persona sos. El lobo disfrazado de cordero. Lamento todo esto porque hubiera deseado que se termine de otra manera.

"Cada vez que la gente te vea, va a saber qué clase de persona sos. ¿Cómo va a estar, mi hija? Absolutamente decepcionada. Ella es una víctima, lo único que hago es abrazarla".

Yo siempre aposté a una reconciliación y hoy está en un segundo plano porque hoy no hay posibilidad de nada. No hay posibilidad de nada. Yo la apoyaba porque la quería ver bien. Por eso digo, ojalá que tenga un rapto de dignidad porque sé que la tiene, algo le queda en algún lado. Yo no tengo que explicar nada, lo que tuve que explicar en su momento, vine y puse la cara. Con nombre y apellido. Los silencios a veces son tomados como afirmaciones y en mi caso era para ayudar y apoyar. Yo ya no tengo nada que ver. Ella está con sus nuevos amigos, con la noche, con todo. Ahora salen cosas terribles, que yo ni las digo. El tema está terminado.

¿Cómo va a estar, mi hija? Decepcionada, absolutamente decepcionada. La pusieron en un lugar jodido. Si hablo lastimo a ella, pero si no lo lastimo a mi papá. Ella es una víctima, lo único que hago es abrazarla y listo. Uno se enamora y no ve cosas. Pero si entra un menor en el medio, se acabó el verso, la victimización y todo.

"Lo único que pido es dignidad. La que no tuvo durante mucho tiempo, que la recupere. Tenés recuerdo, memoria, se llamaba dignidad".

Hablo acá porque durante varios días yo quedaba expuesto en el programa de Tinelli de una forma que no es real. El medio ya lo sabe. No quiero hablar más de este tema, yo tengo que estar con mi hija que es una leona. Lo único que pido es dignidad. La que no tuvo durante mucho tiempo, que la recupere. Tenés recuerdo, memoria, se llamaba dignidad. Si la recupera, sería buenoNo me importa con quién está hoy. No somos más pareja, no somos más nada. Nada, hoy no nos une nada. Lo mío que teóricamente fue tan grave, es Papa Noel bajando por una chimenea y nada más. Es lo único que digo”.