Ciudad Magazine

Notas Top

Coto, de MasterChef, y su dura historia familiar: "Mi mama murió de nueve tiros en la espalda"

El ex participante del reality de Telefe visitó AM y reveló su doloroso pasado. "Cubrió a cuatro chicas y recibió todas las balas", relató.

Coto, de MasterChef, y su trágica historia familiar: "Mi mama murió de nueve tiros en la espalda"

Con su humildad, Oscar Fernández conquistó tanto a los televidentes de MasterChef como a los jurados y participantes. La eliminación del promotor social, que trabaja en distintas villas de la ciudad de Buenos Aires, sorprendió a todos. Sus seguidores volcaron su decepción en Twitter y convirtieron a “Coto” en TT (trending topic- tema más comentado), en la red social.

"Hasta ahora no lo encontraron al tipo. Según dicen, estaba drogado. Mi mamá y cuatro chicas se iban a laburar a una huerta, que todavía tiene el nombre de ella".

Al día siguiente, Oscar visitó AM para hablar de su paso por el reality de Telefe. Pero en medio de la entrevista, Coto reveló una muy dura historia familiar y relató el violento fallecimiento de su madre, que murió de nueve disparos en la espalda.

“Yo soy parte de la parroquia Caacupé, de Villa 21 en Barracas. En el año 98 vino el padre Pepe (di Paola), en la villa nuestra se mataban todos los sectores. Llegó el padre y se cortó todo. Hicieron una peli, pero no tiene nada que ver con lo que ocurría. Cuando haga una peli, de villa, villa, no voy a dejar que otro de afuera opine”, comenzó Coto.

Elefante Blanco, por ejemplo, sé que la realidad supera la ficción, pero jamás un cura va a agarrar a una persona muerta, la va a poner en una carretilla y la va a sacar. Mi mamá murió de nueve disparos en la espalda. Y no vino nadie a levantarla con una carretilla”, contó, en referencia a la escena del filme de Pablo Trapero, en el que Ricardo Darín encarna a un párroco.

Luego, Coto brindó más detalles de la dolorosa historia de vida. “Hasta ahora no lo encontraron al tipo. Según dicen, estaba drogado, mi mamá cubrió a cuatro chicas y recibió todas. Se iban a laburar a una huerta, que todavía tiene el nombre de mi mamá”, explicó. Un relato conmovedor que hiela la sangre.