Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Las lujosas vacaciones con amigos de Marcelo Tinelli en París

Todo un divo, el conductor celebró la llegada de sus 53 años con su grupo más cercano en Europa y la revista Caras los encontró en plena recorrida. ¡Mirá las fotos! 

Ser uno de los hombres más exitosos de la televisión tiene muchas ventajas. Entre ellas, la de darse el gusto de celebrar su cumpleaños en Europa, rodeado de los amigos más cercanos. Eso, precisamente, decidió hacer Marcelo Tinelli para festejar la llegada de sus 53 años.

La revista Caras encontró al conductor mientras disfrutaba de los primeros días de sus vacaciones que arrancaron en París, donde el lunes 1 de abril celebró su cumple en el sofisticado restó La Petite Maison.

Los amigos que lo acompañaron fueron Federico Ribero -que viajó junto a su hijo, Stefano (8)-, su primo Luciano “Tirri” Giugno, Hernán de Laurente, Ignacio Munafo, Lautaro Mauro y Fabián Scoltore, su mano derecha laboral. El grupo se hospedó en el Hotel Le Royal Monceau, un cinco estrellas ubicado sobre la Avenue Hoche, que cuenta con spa, cine y lujosos cuartos.

Además de celebrar el cumple de Marcelo, el viaje tenía un objetivo muy claro: disfrutar de varios partidos de la Champions League. De hecho, Ribero le había prometido hace tiempo a su hijo acompañarlo a algún match del campeonato y por eso fue el único niño que integró la divertida troupe.

El martes 2, Tinelli y sus amigos asistieron al Parque de los Príncipes para ver el partido que disputó el Paris Saint Germain, de Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore, contra el Barcelona, de Lionel Messi y Javier Mascherano. Tras el juego, el grupo compartió una cena con Lavezzi -que tuvo un exitoso paso por San Lorenzo- en el exclusivo Hotel Costes.  

¿Y Guillermina Valdés? Según la revista, la novia de Marcelo se tomó con muy buena onda el viaje de amigos y celebró junto al conductor su cumple por anticipado la noche del sábado 30, en el recital del DJ Deadmau5 en Costa Salguero. 

El viaje continuará por España, donde todo indica que Marcelo y sus amigos continuarán disfrutando de un viaje en el que no falta el afecto, el fútbol y… ¡todos los lujos!