Natalia Oreiro y su regreso a la TV: "Duermo sólo tres horas pero vale la pena por Solamente vos" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Natalia Oreiro y su regreso a la TV: "Duermo sólo tres horas pero vale la pena por Solamente vos"

La actriz habló con Ciudad.com sobre su rol de mamá y su vuelta a la pantalla chica de la mano de Adrián Suar, en la comedia que arranca a las 21.30 por El Trece

Natalia Oreiro y Adrián Suar, la dupla explosiva de Solamente vos. (Foto: Jennifer Rubio - Ciudad.com)

Dicen que lo bueno se hace esperar... ¡Y vaya si Natalia Oreiro (35) se hizo esperar! Luego de seis años alejada de la pantalla chica (su última tira fue Sos mi vida, en 2006), la actriz está lista para su regreso triunfal de la mano de Solamente vos, la nueva comedia que llega esta noche a las 21.30 horas a la pantalla de El Trece.

"Es muy difícil encontrar una compañera con las características de ella por profesionalismo, talento y carisma", la define -y elogia- Adrián Suar, su coprotagonista. Y justamente fue el combo de profesionalismo, talento y carisma el que convirtió a Natalia en una de las actrices más exitosas de la televisión. En una charla íntima con Ciudad.com, Oreiro habló de la expectativa por su regreso y de su flamante rol de mamá.

"Estoy re ansiosa y asustada, creo que es algo mutuo con Adrián. Tengo muchas ganas de que Solamente vos salga al aire y el programa sea de la gente".

-¿Cómo te encuentra el debut de Solamente vos?

-Estoy re ansiosa y asustada, creo que es algo mutuo con Adrián. Tengo muchas ganas de que salga al aire y el programa sea de la gente, que no sea más nuestro. A veces no está bueno tener tantas expectativas como pasa en este caso, es mejor tener poquitas para después ir creciendo. Pero es muy difícil quizás por el tiempo que no hacía televisión y además porque tenía muchas ganas de trabajar con Adrián. Entonces, ¡me siento muy presionada! (risas).

-¿Te costó volver al ritmo de la tira?

-Me voy a ir soltando con los días. Hace muchísimo que no hacía algo diario de esta forma y al principio me parecía un montón,  pero de a poco la máquina se va a aceitando y es como andar en bicicleta. Disfruto mucho de hacer televisión, me parece que la tele tiene una adrenalina de rapidez que a mí me hace funcionar bien. Sobre todo, en comedia. Si vos me decís un drama o un culebrón, te digo que no. Porque levantarme todos los días tan temprano para trabajar tantas horas, dejar a mi familia, para sufrir, eso no. Tengo toda mi rutina familiar y cuando están todos durmiendo, me pongo a estudiar. Me levanto muy temprano, estoy durmiendo nada más que tres horas por día. Pero vale la pena por esta tira.

-¿Cómo manejás el tema de dejar a tu hijo, Merlín, para ir a trabajar?

-Es muy difícil. Es todos los días aprender un poco. Yo pude arreglar muy buenos horarios, no grabo toda la semana completa, en eso me ayudan bastante en la productora, que hacen malabares para que yo pueda tomar esos descansitos para estar con el gordo. El me viene a ver bastante en los almuerzos, tampoco quiero meterlo adentro de un camarín. Cuento con la ayuda del papá (el músico Ricardo Mollo), que está súper presente y entonces está muy contenido. Es muy difícil porque mi cabeza, de verdad, en este momento está partida. Si antes yo era muy obsesiva con el trabajo, ahora siempre hay un costado mío que está en otro lado.

"Me comí todo durante el embarazo pero volví a mi peso anterior y lo que me ayudó muchísimo es que sigo dando el pecho".

-¿Te da culpa irte a trabajar?

-No soy culposa. Quizás lo sea, pero trato de no poner la palabra "culpa" dentro de mi vocabulario. Me parece que eso no está bueno. Y en definitiva hay un punto donde él lo percibe. Creo que los hijos eligen a los padres y en ese sentido, si los padres se realizan y están contentos con quienes son, ellos lo sienten. Yo lo veo y es un niño feliz. Se ríe, me viene a visitar y entra al canal y lo reconoce. Todos le hablan y él es súper sociable. No soy culposa, sí me encantaría estar más tiempo con él. Pero también me encanta esto que hago. Yo tenía muchas ganas de hacer esta comedia con Adrián. Lo venimos hablando hace tanto tiempo y creo que era el momento, sino creo que no era nunca más. Era ahora o no lo hacíamos más.

-¿Cómo hiciste para recuperar la figura después del embarazo?

-Me comí todo durante el embarazo pero volví a mi peso anterior y lo que me ayudó muchísimo es que sigo dando el pecho. El gordo ya cumplió un año y continuó. Eso verdaderamente es muy bueno para él y en algún sentido ayuda a que todo vuelva a su lugar.

-¿Por qué cambiaste tu look y optaste por uno similar al que luciste en el disco Tu veneno (editado en el año 2000)?

-¡Traté de sacarme 12 años pero no hubo forma! (risas). Mi personaje, Aurora, varía mucho el look por ser peluquera y a mí en televisión me gusta hacer un personaje que tenga un look particular. Mi mamá era peluquera y yo me inspiro mucho en ella, que siempre tuvo la peluquería en el living de casa. Entonces, para mí es algo completamente natural. De alguna manera, fue un pedido mío hacia Adrián porque tenía ganas de hacerle este pequeño homenaje y lo sentía como muy propio, que me podía salir bien.

TE PUEDE INTERESAR