Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Pink y su hijo más chico se contagiaron de coronavirus: "Esta enfermedad es seria y real"

Tras haberse puesto en cuarententa, volvieron a hacerse el test y contó cómo fue haber superado el Covid-19.

Pink y su hijo tuvieron coronavirus.
Pink y su hijo tuvieron coronavirus.

El avance del coronavirus preocupa al mundo. ¿Quién puede contagiarse? Todas las personas, sin excepción. Anónimos y famosos tienen que cuidarse por igual, y así lo expresó Pink. La cantante y su hijo menor, Jameson (3), se hicieron el test y les dio positivo.

Ni bien madre e hijo recibieron el diagnóstico, se pusieron en cuarentena. Tras el aislamiento y el permanente control de los médicos, volvieron a hacerse otro test y ahora les dio negativo. Más tranquila, compartió una foto familiar vía Instagram y contó cómo fue haber superado el Covid-19.

"Hace dos semanas empezamos a tener síntomas. Afortunadamente, nuestro médico podía acceder a los tests y dimos positivo".

"Hace dos semanas empezamos a tener síntomas. Afortunadamente, nuestro médico podía acceder a los tests y dimos positivo. Mi familia ya estaba en su casa y nosotros hemos continuado haciéndolo en las últimas dos semanas, siguiendo las instrucciones de nuestro médico", explicó.

Y aclaró que lograron recuperarse: "Hace unos pocos días nos hicimos de nuevo el test y dimos negativo".

"Hace unos pocos días nos hicimos de nuevo el test y dimos negativo".

Muy preocupada por la falta de decisiones homogeneas en los Estados Unidos -donde los contagios crecen a pasos agigantados- hizo hincapié en lo peligrosa que es la enfermedad si no se la ataca como corresponde.

"Es un error que los tests no sean más accesibles. Esta enfermedad es seria y real, afecta a los jóvenes y viejos, a los sanos y enfermos, a los ricos y pobres, y debemos tener tests gratis para proteger a nuestros niños, a nuestras familias, a nuestros amigos y a nuestras comunidades", agregó.

Además, la cantante ya donó 500 mil dólares al Fondo del Hospital de la Universidad de Temple, Filadelfia; y 500 mil al Fondo de Crisis de Emergencia de Los Ángeles.