Preocupación por la salud de la Tota Santillán

La Tota Santillán vive horas complicadas. El último viernes, fue internado en el sanatorio Otamendi por un agudo malestar general, y aunque el domingo siguiente fue dado de alta, por la tarde tuvo que volver a ser hospitalizado debido a una recaída.

"Al mediodía fui a comer a la casa de mis suegros y comencé a sentirme mal. Me descompuse a tal punto que me desmayé y tuvieron que volver a internarme", explicó al diario Muy.

El panorama se complica aún más ya que la mujer del conductor, Sol Bianchi, está embarazada de 8 meses, y ante las dudas sobre el diagnóstico de su esposo, le recomendaron que se mantuviera alejada. "Cuando me descompuse se puso nerviosa y tuvo contracciones, así que prefiero que no esté acá conmigo", explicó la Tota, y sumó: "Me siento tan mal que lo que me pasó no se lo deseo a nadie".

¡Que se mejore!