Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La particular visita de Claudio María Domínguez a Graduados

El ex niño prodigio pasó por el consultorio de Vicky para grabar su participación en la tira éxito de Telefe. Qué hará en su cameo: ¿cambia el rumbo de la telenovela?

Claudio María Domínguez pasará por el consultorio de Vicky (Paola Barrientos). (Fotos: archivo Web y Telefe)
Claudio María Domínguez pasará por el consultorio de Vicky (Paola Barrientos). (Fotos: archivo Web y Telefe)

Claudio María Domínguez grabó su participación en Graduados en el consultorio de Vicky, continuando la lista de famosos que contaron sus situaciones al personaje que interpreta Paola Barrientos. El gurú espiritual hará un cameo (participación especial) y su aparición en la serie más exitosa del año dará una vuelta de tuerca muy interesante, con respecto a otros personajes públicos que desfilaron ante Vicky.

Claudio María Domínguez adelanta: "La sorpresa mayor es lo que sucede cuando se encuentra Vicky conmigo, y eso es lo que no quiero contar para que no se pierda la magia y la sorpresa, que va a ser muy, pero muy original".

El ex niño prodigio fue convocado por la producción de Sebastián Ortega, y con entusiasmo respondió que sí porque “es la única que he visto en años. La onda nostalgia, el humor, la humanidad de los personajes, las actuaciones del primero al último, me llenan de endorfinas, de alegría, de emoción, y cuando llegó la llamada dije que sí, sin leer siquiera las escenas; pero ahí vino la sorpresa mayor, que es lo que sucede cuando se encuentra Vicky conmigo, y eso es lo que no quiero contar para que no se pierda la magia y la sorpresa, que va a ser muy, pero muy original”, me adelantó Claudio.

“Me hicieron madrugar, llegué dormido pero excitado y a la primera que vi fue justamente a Paola: hablamos de nuestros hijos, ella tiene un nene de cuatro años, igual que la mía Amma; y de como mantiene el ritmo entre sus dos obras de teatro en las cuales está descomunal, y la tira diaria, mas de las merecidas vacaciones que se vienen”, agregó Domínguez.

“Le pedí permiso a Paola y al director Pablo Ambrossino para improvisar un poco, sin apartarme de la situación marcada, y con todo amor y humor me dijeron que sí, que jugara y me sintiera libre. La primera escena salió de una y fue buenísima, y al rato cae el otro protagonista de la escena, que tampoco debería develar, porque es muy loco lo que se da con él. Pero sí, como suspenso, con él la improvisación ya fue parte del juego con mucho deleite y picardía, y lo notable de trabajar con estos talentos, es que todo sale fluido, tan fácil, de una. En una hora hicimos todo y daba ganas de seguir, no quedan muchos días de filmación, pero ojalá haya alguna locura adicional en la cual volver a estar de testigo de todo eso, metiendo lo mío”, me dijo Claudio.

"Al rato cae el otro protagonista de la escena, que tampoco debería develar, porque es muy loco lo que se da con él. Pero sí, como suspenso, con él la improvisación ya fue parte del juego con mucho deleite y picardía", cuenta Domínguez.

Después de la grabación vino la otra sorpresa: “Los técnicos, la gente de seguridad, las muchachas de la entrada, todos de gran nobleza, y educación, lo que también muestra como se manejan los directores. Se veía a un personal contento, amable, risueño, que valoraba y disfrutaba su trabajo. Y de golpe dos regalos muy inesperados: se abre la puerta y entra Daniel Hendler, que es un actor que admiro muchísimo por sus trabajos en cine, antes de su masividad televisiva con Graduados. Lo vi tal cual lo imaginé, humilde, inteligente, y hablamos de su filmografía durante media hora, de sus películas uruguayas hasta su paso con Szifron y Burman, donde para mí tiene títulos antológicos, de su premio en Berlín, con El abrazo partido que me parece una película gloriosa, y de sus hijos con esa otra notable que es Ana Katz, su esposa. Y cuando ya estaba para irme, gran sorpresa gran, aparece la protagonista femenina, la entrañable Nancy Dupláa. Ahí sí me puse cholulo, y la vi tan linda, al natural, flaca, rejovencita, y hablamos de hijos, parejas, ideas lindas de la vida y de cuna notable me parecía su valentía al expresarse”, nos confiesa Claudio.

A lo largo de estos años, el gurú espiritual había estado haciendo participaciones en programas, como en Los Unicos, donde interpretaba a un terapeuta de la ira, que tenía que lidiar con Nicolás Cabré. Ahora le tocó participar de Graduados y sus escenas se verán esta semana, dándole un giro particular a la historia que atraviesa sus últimas semanas.