Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Conmovedor: a cuatro meses de la última vez que se vieron, habló el papá de Fernando Báez Sosa

Silvino Baéz aseguró que junto a su esposa hoy están "bien".

Conmovedor: a cuatro meses de la última vez que se vieron, habló el papá de Fernando Báez Sosa.
Conmovedor: a cuatro meses de la última vez que se vieron, habló el papá de Fernando Báez Sosa.

El padre de Fernando Baéz Sosa, Silvino Baéz, recordó el día en que su hijo se preparaba para iniciar sus vacaciones en la costa atlántica bonaerense y aseguró que aún conserva los audios que se enviaron para despedirse.

Silvino recordó en su estado de WhatsApp a Fernando en el día que se cumplen cuatro meses del viaje que emprendió el joven a Miramar junto a un grupo de amigos de su infancia.

"Hoy se cumplen cuatro meses de que te fuiste de vacaciones, es triste saber que no volveré a verte mi querido Fernando", fue el texto que escribió Silvino y que acompañó una imagen del joven.

"El día en que viajó yo no estuve porque tenía que trabajar, pero en las vísperas lo ayudé a preparar la valija y estuvieron hasta las tres de mañana junto a Graciela -su mamá- y Julieta -su novia- armando todo el equipaje", dijo a Télam Silvino.

El hombre recordó que Fernando le pidió que lo despertara para despedirse, pero al verlo dormir tan tranquilo, se fue a trabajar y lo saludó por mensajes de WhatsApp.

"Me pidió que lo despertara a la mañana para despedirse. Intenté despertarlo tocándole el pelo, los brazos, las piernas, hasta que lo vi tan tranquilo que le di un beso, le dejé algo de plata para el viaje y me fui", recordó.

Y agregó: "Cerca de las 9.30 me envió un audio para despedirse de mí. Esos audios aún los conservo."

Al cumplirse tres meses del asesinato de su hijo, cometido el 18 de enero en Villa Gesell, en una entrevista concedida a Télam Graciela recordó el momento en que Fernando emprendía sus vacaciones, gracias a las buenas notas que obtuvo en el CBC de la Universidad de Buenos Aires para acceder a la carrera de Derecho.

"No le gustaba que le sacara fotos, pero el día que iba a viajar me dijo “Que rara mami que no trajiste el celular para sacarnos fotos”, y le contesté que pensaba que se iba a enojar, pero me respondió que lo fuera a buscar. Salí corriendo a buscar la cámara y esa es la última foto que le saqué a mi hijo", rememoró sonriente.

Por último, Silvino aseguró que junto a Graciela hoy están "bien" y reiteró el pedido de justicia para que el crimen de su hijo no quede impune.

 

 

Fuente: Telam.