¿Tenés planes de boda? Espiá estos tres consejos para el cuidado de la piel antes del gran día

 Planificar una boda puede ser estresante y afectar tanto a su salud como a su piel, por eso debes seguir estos tips y podrás minimizar las afectaciones.

¿Tenés planes de boda? Espiá estos tres consejos para el cuidado de la piel antes del gran día
¿Tenés planes de boda? Espiá estos tres consejos para el cuidado de la piel antes del gran día

Si estás próxima a casarte, estarás sufriendo de un proceso complicado que te genera muchísimo estrés, por lo que algunos consejos pueden hacerte sentir mejor y sufrir menos las consecuencias. No olvides además tener un buena alimentación, saludable y con pocas calorías y libre de grasas dañinas.

Mirá estos consejos que sin duda disminuirán el daño que genera el estrés en la piel: 

Doble limpieza

La doble limpieza es la última moda de belleza en las noticias, pero ¿vale la pena el esfuerzo extra? Es crucial asegurarse de que limpia su piel correctamente independientemente de si elige limpiar doble o no, especialmente si usa maquillaje todos los días.

Limpiá primero con un limpiador a base de aceite, que eliminará la suciedad y el maquillaje. Podés probar el aceite de limpieza profunda, que no solo hidrata la piel sino que también contienen vitamina E, que es un gran antioxidante que ayuda a reparar las células de la piel y es esencial para producir colágeno saludable.

Limpiá nuevamente con un limpiador en crema o gel, y usá un paño de muselina para exfoliar suavemente. No sobre estimule la piel, ya que esto despojará a la piel de sus aceites naturales y la dejará seca y sensible.

Aplicar un tónico

Elegir si aplicar un tónico puede ser un poco confuso, pero todo se reduce a una elección personal. El uso de un tónico no dañará su piel, pero el punto más importante a considerar es elegir uno que no contenga alcohol y que sea adecuado para su tipo de piel. Elimina el exceso de limpiador y aceite después de la limpieza y ayuda a hidratar la cara.

Exfoliá tu piel

Exfolie su piel una o dos veces por semana con un exfoliante suave, que ayude a eliminar las células muertas de la piel y la piel seca y escamosa. Exfoliar ayuda a acelerar el proceso de renovación de la piel al revelar una piel suave y saludable.

No use un exfoliante abrasivo, ya que esto dañará la piel. Intentá usar una marca 100% natural e hipoalergénica.