Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Star Wars no siempre fue tan exitosa como ahora

En un principio la saga fue rechazada por grandes estudios, incluso su creador George Lucas no creía en su propio trabajo.

Star Wars no siempre fue tan exitosa como la conocemos ahora
Star Wars no siempre fue tan exitosa como la conocemos ahora

Star Wars es una de las sagas de películas más exitosas a nivel mundial, y tal es su éxito que miles de fanáticos se agolpan a las puertas de los cines cuando se acerca un nuevo estreno.Sin embargo, las cosas no siempre fueron así de positivas y célebres.

Resulta que contrario a lo que muchos piensan y saben, Star Wars en un principio no fue bien vista por muchos, incluso fue rechazada por Universal Studios y fue 20th Century Fox quien apostó por la producción de George Lucas, a pesar de que tampoco creía en el proyecto.

Incluso la filmación de la primera película de Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, tuvo grandes problemas en su rodaje. El propio George Lucas tuvo que ser hospitalizado por presentar problemas de hipertensión.

Detalles poco conocidos 

Cuando se estrenó Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza en 1977, apenas 32 salas de cine en todo Estados Unidos proyectaron el film. Varias jornadas después se convirtió el gran éxito que hoy en día todos conocemos.

George Lucas estaba seguro de que su trabajo no sería bien visto. Se fue de vacaciones para olvidar su supuesto fracaso, cuando volvió a reconectarse con la realidad evidenció a través de las noticias que Star Wars era todo un éxito taquillero.

Tal fue el boom que causó la película que en apenas 90 días el título de Geroge Lucas ya se proyectaba en más de mil salas de cines norteamericanas, y se mantendría por más de un año en las carteleras de ese país.

George Lucas no tenía fe en sí mismo, pues consideraba que su trabajo sería un fiasco en la taquilla. Estaba tan seguro de eso, que firmó un pacto con Steven Spielberg de darle el 2,5 por ciento de ganancias, éste aceptó y aún percibe ganancias de aquel contrato.

Para que 20th Century Fox aceptara darle apoyo a George Lucas, éste aceptó recibir menos ingresos por concepto de ventas de películas a cambio de que la ganancia por venta de juguetes y artículos relacionados al film sólo fue para él.

Al final fue una jugada maestra que Lucas sin querer hizo y que le ha hecho ganar más dinero que el propio trabajo cinematográfico.