Siete consejos prácticos para mantener el cabello rizado

Una de las recomendaciones básicas es no cepillar los rizos cuando están secos, ya que esto puede producir que se rompan.

Siete consejos prácticos para mantener el cabello rizado
Siete consejos prácticos para mantener el cabello rizado

La melena rizada suele ser más seca y deshidratada así que tiende a encresparse. Es por ello que se debe tratar con productos específicos que aporten hidratación y definición al cabello.

A continuación presentamos algunos consejos para mantener el pelo rizado bello y saludable:

  1. Mantenerlo hidratado: no solo como necesidad básica, sino para que el rizo luzca bonito, ya que este tipo de pelo tiende a la deshidratación. Además, la estructura del cabello rizado requiere estar llena de agua con el fin de obtener flexibilidad y lograr un rizo elástico.
  2. Aplicar un tratamiento intensivo con el pelo seco: se debe hidratar semanalmente en profundidad. Lo más recomendable es hacerlo por la noche. Se debe aplicar el producto con el cabello en seco y dejarlo actuar. A la mañana siguiente, se debe aclarar y lavar con un champú hidratante y con un PH más bajo para no dañar el cuero cabelludo.
  3. Evitar las espumas que contienen alcohol: estos productos resecan y dejan el cabello quebradizo.
  4. Eliminar el exceso de humedad: luego de aplicar el acondicionador, se debe aclarar y quitar el exceso de humedad con una toalla, dejándola actuar por varios minutos.
  5. Para dar más volumen: colocar la cabeza boca abajo y trabajar el pelo usando un difusor.
  6. Para lograr un look natural: con el cabello seco se pasa la tenacilla por diferentes mechones -cada uno en una dirección- para redefinir el rizo y conseguir un sencillo.
  7. Para tener un aspecto surfero: para aportar textura a la melena, se debe rociar con un spray de sal.

También es importante tener en cuenta los cepillos y los peines que se utilizan para este tipo de cabello. Una de las recomendaciones básicas es no cepillarlos cuando están secos, ya que esto puede producir que se rompan. Es mucho mejor manejar el cabello con los propios dedos o con peines especiales de púas anchas y muy separadas.