Salma Hayek le dio vida a la mala Teresa en sus inicios en la actuación

Esa telenovela representó la primera protagonización de la mexicana en televisión.

Salma Hayek le dio vida a la mala Teresa en sus inicios en la actuación
Salma Hayek le dio vida a la mala Teresa en sus inicios en la actuación

Teresa es el nombre de una famosa telenovela mexicana que narra la vida de una joven muy bonita e inteligente que hace las mil y una artimañas para dejar atrás la pobreza en la que vive, incluso seducir millonarios.

Su carácter ambicioso y egoísta la hicieron catalogar como una mujer muy mala y siempre las actrices que la interpretan se hacen famosas.

La escritora mexicana Mimí Bechelani es la autora de Teresa. De esta historia se hicieron una película en 1961 y cuatro telenovelas. Una de ellas fue protagonizada por Salma Hayek en 1989.

Esa novela representó el inicio del éxito artístico de Hayek, una conocida actriz de cine, teatro y televisión mexicana, empresaria y productora, nacida el 2 de septiembre de 1966 Coatzacoalcos, Veracruz.

Para aquel entonces Hayek no era tan famosa, aunque previamente había estado en el elenco de la novela Nuevo amanecer en Televisa.

Sin embargo, en el casting que se hizo para la protagonización de esta novela le robó el papel a estrellas como Adela Noriega y Thalía, al destacar en la selección, donde participaron numerosas muchachas populares para el momento.

Lucy Osorio, productora de la telenovela, señaló que Hayek la cautivó con su actitud apenas conversaron cuando buscaban al elenco. Aseguró que Hayek levantó su ceja y con un tono arrogante le respondió cuál era su nombre cuando se lo preguntó.

Ese gesto y la voz altanera la hicieron ganarse el rol, porque sería una buena intérprete de la temible e interesada Teresa.

Otra anécdota de esta telenovela ocurrió al grabar el capítulo final, en medio de una tormenta en el macizo montañoso de Ajusco, que limita al sur, en el extremo sudoeste de la Ciudad de México.

Salma no sabía conducir auto sincrónico, así que utilizaron un extra que le daba a los pedales y cambiaba las velocidades; no obstante, fue tanta la lluvia provocada por el equipo de efectos especiales que el agua se rompió el parabrisas. 

Afortunadamente, Salma solo pasó un gran susto, pero no sufrió ningún daño.

Esta telenovela logró una audiencia de 71% en México y catapultó a la fama a Salma Hayek. Tras esta protagonización, Hayek siguió en la pantalla hasta llegar a Hollywood.