Los pantalones con raya lateral seguirán en tendencia

Desde hace mucho tiempo el uso de esta prenda no es solo para actividades deportivas, por lo que se ha convertido en la clave para actualizar los estilos más clásicos.

Los pantalones con raya lateral seguirán en tendencia
Los pantalones con raya lateral seguirán en tendencia

Los pantalones con raya lateral llegaron en la primavera de 2016 y aún hoy siguen en las tendencias. El mundo de la moda está haciendo espacio para su uso, más allá del look deportivo.

Al principio, todo apuntaba a que sería una tendencia con los días contados. Pero cada vez son más la celebridades que los comenzaron a utilizar en distintas ocasiones, y se les veía con frecuencia en las calles de las principales ciudades de la moda. 

A punto de cumplirse dos años desde su aparición en la moda, hoy en día los pantalones con raya lateral son una de las prendas más buscadas en Internet. Se han convertido en la clave para actualizar los estilos más clásicos. Al mezclar esta prenda con un blazer, se refresca el look sin tener que recurrir a estampados ni a colores llamativos.

También hay quienes los siguen luciendo de la manera tradicional: con una camiseta blanca y zapatillas. Ypor supuesto continúa siendo una de las opciones más favorecedoras del estilo deportivo actual.

La tendencia athleisure hizo que lo deportivo se convirtiese en cool. Hasta hace poco tiempo, las prendas para la práctica de cualquier actividad deportiva estaban reservadas exclusivamente para eso. Pero llegó la revolución de Alexander Wang, la ropa de clubbing, la colección sport de Beyoncé para Topshop y la nueva dirección creativa de Puma a cargo de Rihanna.

¿De dónde viene este término? Hay que revisar la raíz de las dos palabras que lo componen: athletic (atlético) y leisure (ocio). Aunque sus significados son completamente opuestos, la moda logró unirlos en esta nueva manera de entender la estética deportiva.

Nunca antes fue tan trendy llevar la ropa de yoga en el trabajo o en la pista de baile. Ya no hay razón para sentirse culpable al caminar por la calle con una gorra, un buzo y las zapatillas más cómodas del universo.