Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Padre e hijo comparten condición genética que lleva en su familia seis generaciones

Ambos nacieron con poliosis, una peculiaridad que hace que la melanina o color del cabello disminuya, generando esos característicos mechones blancos.

Padre e hijo comparten condición genética que lleva en su familia seis generaciones
Padre e hijo comparten condición genética que lleva en su familia seis generaciones

El bailarín y coreógrafo argentino Gabriel César Bufe comparte con su pequeño hijo una singularidad que no deja de llamar la atención: y es que ambos se destacan por lucir una gran mechón blanco entre su pelo negro.

Y si bien podría pensarse que se trata de una elección estética, la realidad es que ambos manifiestan una condición genética presente en la familia desde hace seis generaciones: poliosis.

Según comentó el músico, quien presentó en redes a su hijo Farid, de diez años, es un rasgo que no solo afecta a ellos dos, sino que también a su abuela, siete de sus tíos, cuatro de sus primos y cinco de los hijos de sus primos.

Padre e hijo comparten condición genética que lleva en su familia seis generaciones

La poliosis está producida por el piebaldismo, un síndrome autosómico dominante que produce áreas de despigmentación debido a la ausencia de melanocitos en las zonas afectadas. Esto hace que la melanina o color del cabello disminuya, generando ese mechón blanco.

En una entrevista con Metro, el bailarín reconoce que esta condición es muy especial, aunque pero que también lo pasó mal en su infancia debido a las burlas de sus compañeros de colegio. "A mí no me importaba tener el mechón, porque en mi familia todo el mundo lo tenía. Pero los demás niños se reían de mí”, contó Gabriel en las declaraciones al diario.

Sin embargo, en la actualidad la experiencia de su hijo resulta mucho más gratificante ya que el niño contó que sus compañeros de clase manifiestan gran curiosidad por su condición. “La gente se muestra más amable, y aunque se nos suelen quedar mirando, me dicen que tengo un don, o que si soy uno de los X-Men”, confesó el pequeño.

Su padre dice que se trata de una característica muy especial en la familia y de la que todos se sienten muy orgullosos: “Ver que mi hijo había nacido con poliosis fue una experiencia muy emotiva (...) Toda la familia había hecho apuestas sobre si el bebé tendría o no el mechón blanco. Cuando lo vi, me sentí muy orgulloso; es mi segundo hijo, el primero no lo tiene”, aseguró el hombre.

Fuente: 20minutos.es