Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Les cobraron hasta el hielo: el ticket de una parrillada en Córdoba cuyo precio fue viral

Una familia porteña mostró el excesivo monto que tuvo que abonar para cenar. Sucedió en la localidad de Huerta Grande.

Les cobraron hasta el hielo: el ticket de una parrillada en Córdoba cuyo precio fue viral
Les cobraron hasta el hielo: el ticket de una parrillada en Córdoba cuyo precio fue viral

Exorbitante. Así podría definirse el precio que pagó una familia que vacacionaba en Córdoba y cuyo ticket de pago de un cena se volvió viral por varias razones.

 “Hola gente linda: aquí comparto algo que me sucedió hoy por la noche. Fui a cenar a Fogón Criollo y esta es la cuenta que aboné. La comparto para que piensen antes de ir hasta este lugar ¡Te cobran casi hasta por respirar! Éramos tres adultos dos menores. $8720. Y encima la cuenta es incorrecta...”, señaló Andrea Arrozpide, quien contó lo vivido.

La mujery los suyos eligieron un reconocido local de Huerta Grande para probar el típico cabrito cordobés. Lo que no imaginaron nunca fue el malestar que padecerían, no porque la comida les cayera mal, sino por la elevadísima cifra que tuvieron que pagar.

Molesta, Andrea optó por subir la factura a las redes sociales donde figuraba el detalle de lo que había abonado: $710 los ñoquis de manteca, $2.200 el asado, $480 una ensalada mixta, $330 las empanadas de carne, $3.650 el cabrito cordobés, $160 la gaseosa, $620 un vino, $190 una soda y $80 ¡el hielo!

Les cobraron hasta el hielo: el ticket de una parrillada en Córdoba cuyo precio fue viral

“Nosotros pagamos y dejamos propina porque es lo que corresponde, pero no está bueno. Siempre venimos de vacaciones a Córdoba porque nos encanta, pero se aprovecharon de la situación”, aseveró la mujer, quien también contó otras situaciones que le parecieron extrañas por parte de los mozos. 

“Mientras estacionábamos y los nenes ya estaban en la mesa les dieron una gaseosa y empanadas”, se quejó de la atención al ser entrevistada por el sitio web La Estafeta Online.

Dicho sitio, donde esta familia contó su experiencia, se acercó hasta la parrilla en cuestión y los responsables negaron la situación. ¿De qué manera? Dijeron que la cuenta publicada y la letra que allí figuraba no era de ninguno de los que atienden el restaurante.

Fuente: Infobae.