Juan Gabriel recibió un disco de oro con su primer álbum

Las canciones No tengo dinero y Me he quedado solo, incluidas en esa producción, se grabaron en japonés y portugués debido a su éxito.

 Juan Gabriel recibió un disco de oro con su primer álbum
Juan Gabriel recibió un disco de oro con su primer álbum

Muchos lloran cada vez que escuchan una de las emotivas canciones de Juan Gabriel, y es que sin duda el divo de Juárez revolucionó la música en México y después en todo el mundo.

Sus seguidores son millones y millones, y sus premios incontables. Definitivamente el cantante nacido en Parácuaro, Michoacán, el  7 de enero de 1950, fue toda una celebridad.

Como la mayoría de los artistas, el comienzo de Juan Gabriel fue poco a poco; sin embargo, su talento siempre fue indiscutible.

Lo que sí creció tan rápido como la espuma fue su éxito, una vez que se dio a conocer. A partir de allí su carrera artística fue indetenible y su fama se disparó.

En 1971, Juan Gabriel lanzó su primer disco El Alma Joven y no solo se vendió en un abrir y cerrar de ojos, sino que con éste alcanzó su primer Disco de Oro.

Este logro llenó de satisfacción al artista, quien nunca esperó ver el éxito en tan corto tiempo y conquistar fronteras, a propósito de que este álbum lo presentó por primera vez en Caracas, Venezuela, y no en su natal México.

Este disco incluyó diez temas de la propia autoría de el Divo de Juárez y algunos muy reconocidos son: No Tengo Dinero, La más querida, Me he quedado solo,  Tres claveles y un Rosal y Como amigos.  

Mucho tiempo después se grabaron las canciones No tengo dinero y Me he quedado solo en japonés y portugués, a propósito de la gran aceptación que tuvo en el público.

El material contó con arreglos de Chucho Ferrer,Pocho Pérez y Eduardo Magallanes y se convirtió para Juan Gabriel en su boleto a la internacionalización. Chicos y grandes lo amaron en la década de los años 70 y sus baladas eran cantadas por todos.

La versión instrumental de No tengo dinero fue grabada con la Orquesta Sinfónica de Londres en Inglaterra, y vendió un millón de copias. En Latinoamérica también fue éxito y comercializó 2 millones de discos.