Jane Fonda y sus secretos para llegar a la tercera edad "con estilo"

 La blonda ostenta una gran figura que atribuye a la toma de buenas decisiones. 

Jane Fonda y sus secretos para llegar a la tercera edad con estilo
Jane Fonda y sus secretos para llegar a la tercera edad con estilo

Gracias a una publicación de la página Forbes, los lectores pudieron conocer varios de los secretos mejores guardados de la actriz y ganadora del Oscar Jane Fonda (80), quien pese a su avanzada edad se mantiene no sólo activa en los medios, sino como todo un ícono de la cultura pop dentro y fuera de su país.

La blonda ostenta una gran figura que atribuye a la toma de buenas decisiones. Algunos años atrás lanzó una línea de entrenamiento para boomers y un libro, Prime Time, que toca lo relacionado a la vida y a envejecer. Estos son sus secretos (y recomendaciones) para una existencia sana, larga y feliz.

El envejecimiento como etapa de vida

“Necesitamos revisar cómo pensamos sobre el envejecimiento. El viejo paradigma era: nacés, alcanzás un pico en la mitad de la vida, y luego directo a la decrepitud. Al considerar el envejecimiento como una escalera ascendente, obtenés bienestar, espíritu, alma, sabiduría, la capacidad de ser verdaderamente íntimo y una vida con intención”, opinó Fonda. Su actitud positiva es un gran motivador para el público de cualquier edad.

No olvidar tus raíces

“Es difícil saber cómo seguir adelante, si no sabes dónde has estado”, aseguró Jane. En su libro reflexionó sobre su infancia, sus pasadas relaciones y su época juvenil. Esa “revisión de vida” como le llamó, permite, según ella, confrontar los demonios personales y avanzar a la siguiente etapa.

No al perfeccionismo

Varios años atrás, Fonda, como la mayoría de las mujeres, intentó conseguir la perfección física que es algo imposible. Luchó contra la bulimia, y ya recuperada le dijo a su público que pasó por muchas cosas, hasta que aprendió a querer su cuerpo y a valorarlo.

Dueño del poder propio

“Siempre pensé que, si no estuviera con un hombre, dejaría de existir”, acotó Fonda. Aprovechó para aconsejar a la generación de relevo de no entregarse por completo a una persona, o considerarse menos que cualquier otra, sino defender su independencia y fortaleza interna.

Amor sin edad

“La intimidad implica autorrevelación. Cuando me enamoré de nuevo, no necesitaba un hombre. Cuando entrás en una relación como una persona completa, es ahí donde surge la intimidad”. Acá Forbes destacó que existen estudios, donde se demostró que el sentirse conectado con parejas, amigos y familiares a lo largo de su vida, aumenta la salud y la felicidad.

Guardar las apariencias

A principios de sus setenta, Jane se sometió a una cirugía estética en la mandíbula y debajo de los ojos, para que su rostro se viera menos “caído”. “Estaba bien, pero parecía cansada. Me cansé de no lucir como me sentía”, dijo la blonda. Si bien la cirugía plástica no es para todos, es necesario invertir tiempo en ti, sin olvidar que la belleza viene de adentro.

En movimiento

“El ejercicio es obligatorio cuando sos mayor. Al hacerlo, mantenés los huesos fuertes, tenés horas de sueño de calidad, y evitás la contracción en el cerebro causada por la inactividad. Tengo una cadera falsa, una falsa rodilla, y no puedo hacer lo que solía hacer. Cuando vi la importancia de que las personas mayores se mantuvieran activas, pensé: ‘quién mejor que yo para demostrarlo’”, comunicó la actriz.

Fuera los malos comportamientos

En su libro sugirió no abusar del alcohol, dejar de fumar y reducir el consumo de azúcar, alimentos procesados ​​y grasas saturadas, para agregar años a su vida. “Ahora más que nunca, sos lo que comés”, repitió Fonda. Propuso una mayor ingesta de agua, frutas y verduras frescas y carbohidratos para el día a día.

Dormir más

Para la oscarizada actriz, lo ideal es dormir de ocho a nueve horas por noche. “El sueño profundo es importante, pero es esencial cuando somos mayores”, opinó. Para lograrlo, recomendó hacer ejercicio durante el día, no tomar bebidas con cafeína después del almuerzo y consumir alimentos con triptófano natural, como la leche y el pavo.

Mantener el interés

“Aprendé quién eres realmente, para convertirte en una persona completa. Se necesita coraje porque la cultura nos dice que debemos ser de una manera u otra. Intentá ser auténtico, tratá de descubrirlo, seguí interesado. Eso es mucho más importante que ser interesante”, concluyó.