James Moore: “De Stephen Hawking aprendimos que no debemos subestimar a las personas discapacitadas”

El periodista de una página británica ofreció su opinión sobre el trabajo de ese grandioso genio contemporáneo.

James Moore: “De Hawking aprendimos a NO subestimar a las personas discapacitadas”
James Moore: “De Hawking aprendimos a NO subestimar a las personas discapacitadas”

James Moore, periodista de la página Independent y autor de varios libros que hablan sobre la defensa de personas discapacitadas, incluyéndose él mismo, expresó en un escrito lo que consideró es el legado del brillante físico Stephen Hawking, luego de su triste partida.

“El profesor Hawking tenía una mente hermosa. Era una mente que no sólo mejoraba la comprensión del universo por parte de la humanidad, sino que era capaz de explicarlo de una manera que todos podían entender. Su valor no debe subestimarse”, opinó el escritor.

Dijo que luego de que diagnosticaran su enfermedad neurodegenerativa, como de hecho también le ocurrió a él, Stephen demostró que la discapacidad es -y debería ser- una irrelevancia cuando se trata de hacer una gran contribución.

“Mentes tan profundamente dotadas como las de Hawking, tienden a encontrar su camino. La mayoría no tiene una mente hermosa, o que tal vez jamás sea discutida por historiadores, pero sí son útiles, con talento, habilidades y capaces de hacer cambios en nuestro entorno”, recalcó Moore.

Incluso abogó para que, en lo que respecta a la discapacidad, dejen de considerar a esas personas como “pobres corderitos de inspiración dudosa”.

“De Hawking aprendimos a NO subestimar a las personas discapacitadas. Con bien lo dijo en el 2011: ‘Tenemos el deber moral de eliminar las barreras a la participación, e invertir los fondos y la experiencia suficiente para liberar el enorme potencial de las personas con discapacidades’. Eso debe impulsarse”, apuntó el periodista.

Por otro lado, aprovechó para condenar que luego de la muerte de Hawking, algunos se “burlaran” -en las redes sociales- de su superación y lucha ante su condición médica, lo que calificó de despreciable.  

“Actitudes como esa deben eliminarse, para que el mundo pueda florecer. Toda persona, independiente de su discapacidad, es una parte valiosa del universo. Pero, para entenderlo, hace falta mucho trabajo… y seguimos sin darnos cuenta”, concluyó.