Espiá cómo fue el encuentro entre Kate del Castillo y el "Chapo" Guzmán

La actriz mexicana fue duramente cuestionada por el encuentro clandestino con el principal narcotraficante del país azteca

Espiá cómo fue el encuentro entre Kate del Castillo  y el "Chapo" Guzmán
Espiá cómo fue el encuentro entre Kate del Castillo y el "Chapo" Guzmán

Kate del Castillo la señala el Gobierno, el Ejército y la Marina de México, pues es acusada de burlar la seguridad y no colaborar con la protección de los ciudadanos, todo por reunirse con Joaquin “El Chapo” Guzmán y concretar un proyecto fílmico en el que ella le daría vida y rostro a la película sobre el temible narcotraficante.

Para desmentir a sus enemigos y lavar su imagen ante la palestra pública, del Castillo decidió escribir “El día que conocí a Guzmán Loera”, un texto que fue publicado en el semanario azteca Progreso.

“Mientras estaba preso, yo le pregunté a uno de sus abogados si podría mandarle una nota, pues quería agradecerle su confianza en mí. La respuesta fue positiva, se la harían llegar. Él respondió con una carta escrita con su propia letra, se refería a mí como ‘amiga’ y firmaba ‘Joaquín Guzmán L’... No fue solo una carta, y todas las guardo aún”, reveló la actriz.

Llegado el día, entre Kate y “El Chapo” hubo un acompañante más, también mexicano: el tequila. Según la versión de la protagonista de esta historia, la velada fue llevada en tranquilidad, con algunos vasos del licor típico de su país.

"Caminamos por un pasillo, él me tomó del brazo. El corazón me latía a una velocidad que no sabía que era posible. En ese corredor, mientras me llevaba del brazo de Joaquín Guzmán Loera, no sé dónde me salió valor para hablar. Pensé que si le molestaba lo que estaba por decirle, tal vez ésas serían mis últimas palabras: ‘Amigo, no se te olvide lo que te pedí en mi tuit, vos podés hacer el bien, sos un hombre poderoso’”, relató del Castillo.

El testimonio continua con una revelación: "Tal vez mi voz estaba firme, pero todo por dentro me temblaba, me sentía una nada. Su mirada –que no me había quitado de encima– se clavó aún más en la mía. Mini infarto, me quería morir. Segundos que me parecieron eternos, hasta que me contestó: ‘Amiga, tenés un gran corazón, eso me parece muy bien”.

Aquel encuentro condujo a la artista a formar parte de una investigación llevada por la Procuraduría General de México, donde aseguran que ella es parte fundamental en todo el proceso de captura, juicio y condena del principal perseguido de la justicia.