Adele: cambios drásticos en su look a lo largo de los años

 Es quizás la mejor transformación vista en la industria del entretenimiento.

Adele: cambios drásticos en su look a lo largo de los años
Adele: cambios drásticos en su look a lo largo de los años

Adele es conocida por ser talentosa, hermosa y fuera de serie. Por lo general su estilo es clásico y muy divertido… como su personalidad. 

La primera vez que se mostró ante las cámaras tenía ese maquillaje de ojo de gato y labios rojo intenso. Estaba en sus veinte y si bien lucía un poco insegura, todo se olvidaba al actuar en los escenarios. 

Es difícil creer que ya esta artista tenga más de una década cautivando nuestros sentidos. Ya posee uno 15 premios Grammy, 18 Premios Billboard, cinco American Music Awards, un Golden Globe y un Oscar... cómo olvidarlo.

Hoy dejaremos a un lado su rol como cantante, y nos enfocaremos en su estilo. Verán imágenes que avalan la evolución de sus vestidos, maquillaje y apariencia general. Es posiblemente la mejor transformación vista en la industria, y es sólo el inicio.

Acá la intérprete de Hello se presentó en un evento a finales del 2008. Su conjunto negro destacaba por el toque rosa de su chaqueta. A Adele no le gustaba tanta atención, pero debía acostumbrarse rápido

Tres años después asistió a los MTV Video Music Awards, y fue una noche importante para ella. La nominaron a siete premios, ganando tres. Interpretó Someone Like You sin pensar en que sería un gran éxito. Se sentía más cómoda y relajada frente a la prensa.

Debutó en los Grammy 2012 con una nueva apariencia, luego de someterse a una cirugía en sus cuerdas vocales. Estaba radiante en ese vestido Giorgio Armani negro. Fue uno de sus mejores looks.

Si existe un momento en su carrera que podemos observar a Adele tomando riesgos sobre estilos, fue con ese atuendo rojo espectacular de la casa Valentino Couture para los Grammys 2013.

Los Premios de la Academia del 2013 se convirtieron en una gran noche para la londinense. Interpretó  Skyfall y ganó su primer Oscar en la categoría Mejor Canción.

Durante los Grammy del año pasado demostró que le gusta arriesgarse con la moda. Ese vestido verde de Givenchy resaltó su elegancia natural y gustó a la crítica. Lo usó con un updo suave más un clásico ojo ahumado y labios rosa.

Esa noche se llevó a casa el reconocimiento como Mejor Álbum del Año, que ofreció a su compañera nominada Beyoncé por sus logros con el disco Lemonade.