Zaira Nara y la tapa de revista más especial junto a Malaika: "Soy pudorosa, pero dar la teta es lo más"

La modelo dejó de lado la timidez y posó con su hija para Ohlalá!, ejemplar en el que dio detalles de su vida como mamá.

La tapa más especial de Zaira Nara (Foto: revista Ohlalá! y Web)
La tapa más especial de Zaira Nara (Foto: revista Ohlalá! y Web)

Seis meses atrás, Zaira Nara (27) dio a luz a su primera hija, Malaika, fruto de su relación con Jakob Von Plessen (35). Y, desde ese entonces, pocas fueron las postales que compartió en las redes sociales de su niña. Ninguna de su intimidad como mamá. 

Sin embargo, la tapa de la revista Ohlalá! la tiene como protagonista posando, dándole el pecho a su hija. Allí, asegura con cierta timidez. "Soy un poco pudorosa... Bah, soy bastante pudorosa, y a la hora de dar la teta soy de irme. No porque esté en contra de dar la teta en público, todo lo contrario; pero, en lo personal, me encanta esa conexión y ese momento de intimidad entre las dos. Por eso también me plateé un poco el tema de la tapa, porque nunca amamanté adelante de nadie", aseguró la modelo y conductora, para luego dar el motivo que la llevó a cambiar de parecer.

"Dar la teta es lo más, por el vínculo, por lo que le transmitís al bebé, porque te convierte en fuente de vida. Al ser madre, durante todo el embarazo y el parto vivís constantemente con esa sensación de que te volviste superpoderosa".

"¿Y por qué acepté? Porque es un mensaje que está buenísimo y creo que, estando expuesta, tengo la responsabilidad de ser comunicadora de cosas buenas. Y dar la teta es lo más, por el vínculo, por lo que le transmitís al bebé, porque te convierte en fuente de vida. Al ser madre, durante todo el embarazo y el parto vivís constantemente con esa sensación de que te volviste superpoderosa".

Feliz con la familia que conformó, Zaira destacó lo buen padre que es Jakob, pese a que no lo tiene a su lado todo el tiempo: Von Plessen organiza safaris en África y se ausenta con gran frecuencia de su casa. "Cuando viaja no hay mucha conexión. Pero cuando está acá, está full time y lo aprovechamos muchísimo. Es pasar de 0 a 100. Obvio que la distancia es lo más difícil, pero es algo que me pasó toda mi vida. Siempre me busqué parejas que tenían trabajos que requerían que viajaran y, de mi parte, el poder adaptarme y estar muy bien para no estar reclamando todo el tiempo. Me di cuenta de que lo elegía", detalló Nara, dejando espiar un poquito más de su vida como mamá y familiar.

Foto: revista Ohlalá!