Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

El zafado chiste 'mamá, mamá' de Fabián Cubero que sorprendió en vivo a Guido Kaczka... ¡y a Mica Viciconte!

En Bienvenidos a bordo el exfutbolista lanzó una humorada que dejó con la boca abierta al conductor y a su propia novia.

El zafado chiste 'mamá, mamá' de Cubero que sorprendió en vivo a Guido Kaczka

Al igual que todos, Fabián Cubero y Mica Viciconte están cumpliendo con la cuarentena social, preventiva y obligatoria que se dictó para frenar el avance del coronavirus en la Argentina. Sin embargo, desde su casa jugaron con Guido Kaczka en Bienvenidos a bordo (eltrece).

Antes de despedirlos, el conductor les pidió que hicieran un chiste al estilo "mamá, mamá". Fabián, rápidamente, dijo que sabía uno. "¡Ojo!", exclamó Mica. "Después se zarpa...", agregó, preocupada.

Tras varios minutos pensando, dijo que se lo había olvidado. Guido aprovechó para lanzar una humorada. "Entonces juguemos a quién tiene mejor lomo de los dos. Nos vamos sacando la ropita...", lanzó, divertido.

Mica se empezó a reír y Fabián frenó a ambos: finalmente, se acordó del chiste. "Mamá, mamá, en la escuela me tiran pan", dijo. Y el conductor le pidió a su productor Pablo que intentara adivinar por qué. "¡Dale, Pablo, dale!", le pidió.

"'Mamá, mamá, en la escuela me tiran pan'... 'Vení, Paloma'".

"¿No te preocupes Peter?", respondió el joven. Cubero no pudo contener la risa: "Ja, ja, no... ¡Nada que ver!". Y lo remató: "'Mamá, mamá, en la escuela me tiran pan'... 'Vení, Paloma'".

A Guido le pareció muy malo el chiste pero, igualmente, le dio el premio extra. No contento con la devolución, Fabián lanzó otro... más subidito de tono.

"'Mamá, mamá, la cagué'... '¿Qué, hijo?', 'Sí, la cagué, quise despertar a mi hermana con un pedo y la cagué'".

"'Mamá, mamá, la cagué'... '¿Qué, hijo?', 'Sí, la cagué, quise despertar a mi hermana con un pedo y la cagué'", exclamó.

Guido se escondió entre la escenografía, avergonzado, y Mica, mientras acariciaba su cachorrito, cerró: "Y bueno, lo intentamos...".

¡Lo que vale es la intención!