Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Yanina Latorre: "Viví en casa de un narcotraficante en Sinaloa y cuando di vuelta el colchón encontré un arma"

La panelista de LAM reveló su experiencia de cuando Diego Latorre fue figura de Dorados, equipo que hoy dirige Maradona.

La insólita anécdota de Yanina Latorre con Diego en Sinaloa: "Vivimos en la casa de un narco al que habían matado"

A pesar de que Sinaloa está en el foco de la prensa nacional desde que Diego Maradona se convirtió en el DT de Dorados a mediados de 2018, en 2003 el club había sido noticia en la Argentina cuando contrató a Diego Latorre con el objetivo de ascender a Primera División. Así fue que el jueves, en pleno debate sobre la convivencia del Diez con Verónica Ojeda y Dieguito Fernando en México, Yanina Latorre contó en Los Ángeles de la Mañana su propia experiencia en una ciudad asociada con la violencia y el narcotráfico.

Al reflexionar sobre la inseguridad, la panelista explicó: “Culiacán una ciudad delicada, pero no es peligrosa. Es verdad que hay mucho narcotráfico. Yo viví en la urbanización que vive Maradona. Viví en la casa de un narcotraficante al que acababan de matar. Es que los narcotraficantes se matan entre ellos”. Entre risas y sorpresas por parte de sus colegas, Yanina recordó sus insólitos primeros días en la ciudad ubicada en la costa del Golfo de California, a 1.000 kilómetros al noreste del DF: “Me dieron una casa amoblada. En mi cuarto tenía una cúpula con una imitación de un obra de Da Vinci. Era todo ampuloso, extravagante. Tenía un salón de cine, un salón de juegos”.

“En Sinaloa me dieron una casa amoblada. En mi cuarto tenía una cúpula con una imitación de un obra de Da Vinci. Era todo ampuloso, extravagante. Tenía un salón de cine, un salón de juegos”.

“Tenía un pasto que crecía y se cortaba solo, lo habían traido de China. Era muy de narcotraficante millonario. El pasto es como que moría al llegar a cierta altura y después volvía a crecer. Teníamos cataratas, peces, un gimnasio. Teníamos un vestidor en el cual los estantes irradiaban calor y así se autoplanchaba la ropa. Fui una millonaria hermosa”, continuó la panelista.

"El pasto se cortaba solo. Teníamos cataratas, peces, un gimnasio. Teníamos un vestidor en el cual los estantes irradiaban calor y así se autoplanchaba la ropa. Fui una millonaria hermosa”.

Pero sobre el final de su relato, Yanina Latorre confesó el susto que se pegó al hacer los queaceres domesticos en la mansión que le dio el club, en el cual Diego Latorre es ídolo por haber sido goleador en la campaña en que lograron el ascenso: “La primera vez que di vuelta el colchón para hacer la cama encontré un arma. Tuve que llamar a la mujer (responsable del lugar)”. ¡Qué momento!