Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Yanina Latorre discutió con una policía en los controles: "La putée; ¡me pidió más o menos hasta análisis de sangre!"

La panelista de LAM contó su explosivo cruce con una uniformada que le pidió toda la documentación para circular.

El desacato de Yanina Latorre ante una mujer policía

Con el objetivo de lograr que todos cumplan con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, las fuerzas de seguridad patrullan en todo el país para verificar que la gente que circula por la calle tenga sus respectivos permisos. Entonces, el sábado Yanina Latorre (51) fue detenida por una policía en la Ciudad de Buenos Aires, y el diálogo entre ambas terminó en un escándalo.

“El sábado, cuando estaba yendo a la radio me peleé con una policía. Los gendarmes y los policías de la bonaerense son un amor. Pero cuando bajé de la autopista Lugones, que agarré la avenida Sarmiento, cerca del Monumento a los españoles me agarró una mujer policía en la fila. Ella, más o menos, me pidió hasta los análisis de sangre y el grupo sanguíneo”, arrancó su relato la panelista de LAM.

"Era mala onda, porque le mostré el permiso de radio Mitre, le di mi credencial, le saqué el permiso de circulación de la Ciudad, le di el documento".

“Era mala onda, porque le mostré el permiso de radio Mitre, le di mi credencial, le saqué el permiso de circulación de la ciudad, le di el documento. Y le dije ‘mirá, reinita, en 20 minutos empieza mi programa de radio y no llego’. Pero ella me decía que no me conocía. Pero después vino otro policía y dijo que era ‘la mujer de Diego Latorre’. Pero la policía me dijo que en el papel impreso de la radio no estaba mi DNI. ¡Pero tenía mi CUIL, que le saque la parte de adelante y la de atrás que es el mismo número! Le mostré el permiso de la productora, el del canal, el de la radio, mi credencial, pero no le alcanzó”, continuó indignada.

Al final, Yanina Latorre se sinceró: “Igual, la puteé y no sé si me labró un acta. En un momento le dije ‘¡qué mala onda que tenés, estamos todos laburando!’. La puteé y me hago cargo. Además, me dijo que no me le acerque, que tenía el barbijo mal puesto...”.