Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Vicky Xipolitakis justificó su insólito pedido de canje: "Para mí son una bendición, no tengo otros ingresos"

La mediática explicó en LAM por qué solicitó productos de almacen a un pequeño negocio de barrio.

La explicación de Vicky Xipolitakis sobre sus insólitos pedidos de canjes a almacenes

Los insólitos audios de Vicky Xipolitakis pidiendo canje por productos de almacén a un pequeño negocio de barrio devolvieron a la mediática al centro del escándalo. El planteo de la madre de Salvador Uriel Naselli (1 año y 8 meses) fue a través de un mensaje de voz vía Instagram: "Vos me lo mandás y apenas llega todo, yo te agradezco, te arrobo y muestro las cosas. Avisame si te interesa. (...) Queso untable, yogurt, leche, caldito para sopa, pan negro, galletitas saladas y dulces, fideitos para sopa, agua mineral baja en sodio, aceite, azúcar. Algunas cositas así, yo te tiré algo, tratemos de hacer lo mejor que podamos".

Sin tapujos, Xipolitakis agregó: "Fijate si me podés agregar arroz, lata de atún, queso rallado, juguitos, porque me estoy olvidando de unas cositas. Vi que tenés champagnes riquísimos, me encantaría tener para un brindis. Fijate lo que podés agregar. Armate un buen combo, algo copado, yo te estoy pasando muy poquitas cosas. Algo abundante, que no quede poquito".

"Junto a los canjes y mi gran familia hace que no nos falte nada a Salvi ni a mí".
Dado su pasado de lujo y ostentación, las críticas, burlas y memes por sus curiosas necesidades básicas sin cargo llovieron en las redes sociales, así que Vicky se justificó en diálogo con Los Ángeles de la Mañana: “Para mí es una bendición muy grande que existan los canjes. Porque junto a los canjes y mi gran familia hace que no nos falte nada a Salvi ni a mí. No tengo otro tipo de ingresos, y hace más de un año me dedico solamente al cuidado y crianza de mi hijo al 100%”.

En una nota con Ciudad, la griega ya había comentado de los canjes: “Gracias a Dios, unos días antes de la cuarentena obligatoria les pedí a mis hermanos de la vida, Leo y Lucas, que me ayuden con unos pedidos online a la farmacia, al supermercado, la verdulería, y otros canjes”.

Al final, Vicky Xipolitakis había hecho referencia a sus conflictos con Javier Naselli, su exesposo y padre de Salvador: “Estoy en mi casa con Salvi y la niñera también. Ella me ayuda con mi hijo. Es la misma casa donde nació y creció Salvador. La que el padre de Salvi le cambió la cerradura y quiso dejar a su hijo en la calle. Después de no pagar, hoy el papá de mi hijo paga la mitad del alquiler para quedar bien con la Justicia. Tampoco entendí en qué se basaron para que yo pague la mitad de los gastos si no tengo ingresos, y hablamos de un padre millonario que sabe bien los gastos de su hijo”.