Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Vicky Xipolitakis dijo que estaba sola en Bienvenidos a bordo ¡pero apareció un misterioso acompañante en su casa!

La modelo le dijo a Guido Kaczka que no había nadie, pero hubo un detalle que la delató en vivo. Video.

Vicky Xipolitakis asegurño estar sola en su casa en Bienvenidos a Bordo, pero un detalle la delató: ¿con quién estaba acompañada?

Si bien son muchos los famosos que participan desde sus casas en Bienvenidos a bordo -a través de una videollamada para evitar romper con la cuarentena obligatoria- y lucen orgullosos cada ambiente en donde viven, una situación rara se dio con la participación de Vicky Xipolitakis.

Invitada a participar de un juego de preguntas y respuestas, a las que debía contestar con "verdadero" o "falso", la modelo aseguró estar sin nadie en el hogar, pero un detalle la delató.

Vicky: "Estoy acá, solita. Tengo a mi bebé al lado que se acaba de dormir, estoy acá apartada y no me puedo mover mucho".

Tras presentarla, Guido Kaczka indagó a la invitada: "¿Con quién estás ahí, Vicky?", le preguntó. A lo que Victoria respondió: "Acá, solita. Tengo a mi bebé al lado (Salvador, el hijo de un año que tuvo con el empresario Javier Naselli) que se acaba de dormir, estoy acá apartada y no me puedo mover mucho".

En ese momento, se vio cómo el celular se cae para un costado y "mágicamente" vuelve a acomodarse sin la ayuda de su dueña.

Sorprendido por esto, el presentador dudó: "¿Quién está ahí? ¿Es el bebé el que agarra el celular? ¿Quién lo mueve? Hay alguien más ahí, Vicky".

Guido Kaczka: "¿Quién está ahí? ¿Es el bebé el que agarra el celular? ¿Quién lo mueve? Hay alguien más ahí, Vicky".

"Es la producción… mucha tecnología", atinó a contestar Xipolitakis. Pero una vez más, Guido puso en duda sus palabras: "¿Cómo la producción? Si la producción no está ahí, ¿Con quién estás, Vicky? No estás sola, si se movió la cámara".

Firme con su postura, Xipolitakis volvió a aclarar que nadie se encontraba a su lado: "Estoy solita, solita. No que después los extras me cobran", remarcó. Y Kaczka cerró, dubitativo: "Pero, ¿cómo sola? Si estás sola, empezá a correr porque hay alguien ahí. Sola no puede estar".