Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Verónica Ojeda habló del terrible hecho de inseguridad que sufrieron sus padres: "Quisieron robarles a punta de pistola"

La ex de Diego Maradona explicó en detalle el terrible episodio que vivieron sus papás en Lanús. Video

Verónica Ojeda contó en Confrontados que unos ladrones intentaron robar la casa de sus padres

Fue un momento de extrema tensión la que vivieron los papás de Verónica Ojeda, quienes fueron víctimas de unos delincuentes que intentaron ingresar en su casa y robarles a punta de pistola.

Así lo detalló la propia Verónica, visiblemente angustiada, en diálogo con Confrontados: "Esto pasó el fin de semana. Mi padre había salido por un instante a arreglar una pequeña ventana que no estaba funcionando. Ellos viven en Lanús, a tres cuadras de la municipalidad, donde están los centros comerciales y hay mucho movimiento, más allá de que era domingo y no había tanta gente, y más en cuarentena. Fue un robo al voleo porque los chorros venían a todo lo que da con el auto. Eran tres que agarraron y apuntaron a mi papá con un arma", comenzó diciendo la ex de Diego Maradona, con quien tiene a su hijito Dieguito Fernando.

"Fue un robo al voleo porque los chorros venían a todo lo que da con el auto. Eran tres que agarraron y apuntaron a mi papá con un arma".

"Los delincuentes insistían en querer entrar en la casa de mis padres, que tiene dos entradas. Pasaron la primera pero la segunda no porque estaba cerrada y mi mamá estaba del otro lado. Le dijeron que abriera la puerta porque sino mataban a mi papá. Mi mamá dijo que no le iba a abrir y estuvo astuta en darle a entender que había más gente en la casa porque gritó ‘llamá a la policía’. Los salvó un vecino", agregó.

Por otro lado, Ojeda dejó en claro que los ladrones fueron capturados por los agentes: "Los chorros se fueron y a las pocas cuadras chocaron, así que los pudo agarrar la policía", remarcó.

"Cuando hablé por teléfono mi mamá estaba llorando, angustiada. Yo me desesperé. Quise romper la cuarentena, agarrar mi camioneta e ir a ver cómo estaban. Por suerte fue solo un susto".

"Cuando hablé por teléfono mi mamá estaba llorando, angustiada. Yo me desesperé. Quise romper la cuarentena, agarrar mi camioneta e ir a ver cómo estaban. Por suerte fue solo un susto. Hoy los ladrones están detenidos. Mis padres fueron muy valientes", cerró.