Verónica Lozano, diosa a los 45: "No soy una pendeja, pero todavía me siento atractiva"

La conductora habló del paso del tiempo, contó por qué ya no quiere volver a ser madre y reveló por qué rechazó conducir Morfi, todos a la mesa con Gerardo Rozin.

Verónica Lozano, diosa a los 45. (Foto: Web)
Verónica Lozano, diosa a los 45. (Foto: Web)

Consolidada como una de las mejores conductoras de la televisión argentina, Verónica Lozano renueva su romance con el público todos los días con su frescura y espontaneidad. A los 45 años y tan bella como siempre, la exmodelo habló de cómo sobrelleva el paso del tiempo.

“En otro momento, pensaba en una mujer de mi edad y me imaginaba una vieja. Me siento muy bien, no soy una pendeja, pero todavía me gusto, me siento atractiva. El paso del tiempo me parece una crueldad, no soy la que nada por la vida diciendo que ama las arrugas”, reconoció en una entrevista para la revista Luz y contó sus secretos de belleza.

"Ya no me tengo ganas de ser madre. Tengo 45 años. La crema Reumosan y la teta no van de la mano, ja ja ja".

Cada tanto me agarra la loca y me subo al elíptico. Lo cierto es que no nací para el fitness, por suerte tengo buena genética y voy a una doctora que me hace tratamientos en la cara, me levanta la cola y demás. En algunas oportunidades me apliqué toxina botulínica también. De cirugías, sólo me hice las lolas hace diez años”, confesó la conductora de AM.

"Me querían para hacer una dupla con Gerardo Rozín, pero no quise sumarme a otro proyecto como coconductora. Me dio mucha vergüenza, pero no me parecía a esta altura de mi carrera sumarme a otro dúo. Me sentí una diva diciendo eso, ja ja ja".

Madre de Antonia (6), junto a Jorge “Corcho” Rodríguez, Vero explicó por qué dejó atrás aquel deseo de volver a ser madre. “Ya no me tengo ganas de ser madre. Tengo 45 años. La crema Reumosan y la teta no van de la mano, ja ja ja. Hay muchas mujeres que tienen la intención y me parece fantástico. Yo estoy feliz con Antonia, siento que ya está”, aseguró.

Además, Lozano habló de cuando peligró la nueva temporada de AM, luego de 10 años en el aire, y reveló por qué rechazó conducir Morfi, todos a la mesa. “Me querían para hacer una dupla con Gerardo Rozín, pero finalmente el productor negoció la continuidad de AM. En medio del proceso no quise sumarme a otro proyecto como coconductora. Me dio mucha vergüenza comentar eso en las negociaciones, pero no me parecía a esta altura de mi carrera sumarme a otro dúo. Me sentí una diva diciendo eso, ja ja ja”, reveló siempre divertida.