El tremendo mensaje ¡muy sexual! de "Berlín" a Mora Godoy: "Ella me mira felina"

Pedro Alonso, protagonista de La Casa de Papel, le dedicó una sensual publicación a la bailarina de tango y ella le respondió en Involucrados.

El llamativo mensaje de "Berlín" a Mora Godoy en Instagram

Pedro Alonso, más conocido como “Berlín” por su rol en La Casa de Papel, causó furor durante su visita a Argentina.

Una de las salidas que eligió hacer el actor español fue ir a ver el show de Tango de Mora Godoy… ¡y quedó encantado! Así lo dejó -clarísimo- a través de un extenso y muy sensual texto que le dedicó a la bailarina, quien lo invitó a bailar con ella sobre el escenario y con quien compartió una salida al barrio de La Boca.

“Pedí ir a Argentina. Varias veces en el tiempo. Soñé con bailar tango. Ni se me pasaba por la cabeza hacerlo con una reina de este baile”, arranca el texto de Pedro en Instagram, acompañado por una postal de ambos bailando.

Pedro: "Prometo tomar clases la próxima vez. Y luego bailar hasta que rompa el día alguna noche, en plena calle"

“Caminando hacia el escenario de su mano tras acercarse a mi mesa al final del espectáculo, le digo en porteño ‘Mora. ¿Estás segura de lo que estás haciendo? ¡No tengo ni idea! ¡El tango puede sufrir si bailo contigo esta noche un daño irreparable!'. Me mira. Así felina como mira ella. Tremenda. Sonríe y dice. 'Tú, seguime. Dejate llevar'. Y eso hice. E intentar no pisarla”, continúa su sensual relato.

“Con Mora he conocido la Boca. Su estadio. Su puente. Los conventillos. Para respirar donde lo hicieron los míos en otro tiempo, al llegar a esta tierra de promisión en busca de una nueva vida.

Y entonces es otro el sentir de baile. Imagino lo que fue. El vértigo, el desarraigo, la ilusión, la mezcla, el crisol de culturas, la pobreza, el sueño, el sabor a sal, a jungla, a carbón. A lágrimas. A sexo. A piel. A fuego”.

El final llega con una promesa a Mora: “Gracias Mora. Y a toda la compañía. Qué extraordinarios bailarines. Músicos. Cantante. Prometo tomar clases la próxima vez. Y luego bailar hasta que rompa el día alguna noche, en plena calle”.

Mora: "Se enojó un poco mi novio y con razón. Estoy tratando de arreglarlo como puedo. Soy una persona sincera. No pasó nada".

En comunicación telefónica con Involucrados, Mora aseguró que “no pasó nada” romántico con Pedro, pero reconoció que su novio – el ingeniero Luciano Ktenas- no se tomó bien el mensaje de “Berlín”.

“Se enojó un poco mi novio y con razón. Estoy tratando de arreglarlo como puedo. Soy una persona sincera. No pasó nada. Cuando uno siente algo por el otro no necesariamente tiene que ser desde el amor o desde el sexo. Es atractivo e interesante. Pero hoy no daría un paso más porque estoy bien con mi pareja”, aseguró la bailarina sobre su intenso encuentro con el español.

Pedí ir a Argentina. Varias veces en el tiempo. Soñé con bailar tango. Ni se me pasaba por la cabeza hacerlo con una reina de este baile. Caminando hacia el escenario de su mano tras acercarse a mi mesa al final del espectáculo, le digo en porteño. Mora. Estás segura de lo que estás hasiendo?! No tengo ni idea! El tango puede sufrir si bailo contigo esta noche un daño irreparable! Me mira. Así felina como mira ella. Tremenda. Sonríe y dice. Tú, seguime. Dejate llevar. Y eso hice. E intentar no pisarla. (...) Recuerdo mis clases de esgrima en la escuela de arte dramático de Madrid. Mi profesor, Campomanes, al “tirar” contigo a golpe de florete, al pelear, te hacía creer que sabías hacerlo. Pero en realidad no eras tú. Era él. Que con su sensibilidad, su arte y su dominio, te llevaba. Con Mora, lo mismo. Y además el arrabal. Y el tiempo. Y el corazón. Y la belleza. (...) Además luego, como han ido haciendo conmigo en Buenos Aires algunos seres extraordinarios, me llevó una mañana a ver otros sitios. En el afán de ir mostrándome otras caras de esta tierra inabarcable. Inagotable. Llena de contrastes. Con Mora he conocido la Boca. Su estadio. Su puente. Los conventillos. Para respirar donde lo hicieron los míos en otro tiempo, al llegar a esta tierra de promisión en busca de una nueva vida. Y entonces es otro el sentir de baile. Imagino lo que fue. El vértigo, el desarraigo, la ilusión, la mezcla, el crisol de culturas, la pobreza, el sueño, el sabor a sal, a jungla, a carbón. A lágrimas. A sexo. A piel. A fuego. En esta latitud donde entonces como ahora, la tierra tiembla. #chanteclertango #metropolitansura Pd: Gracias Mora. Y a toda la compañía. Qué extraordinarios bailarines. Músicos. Cantante. Prometo tomar clases la próxima vez. @moragodoytango Y luego bailar hasta que rompa el día alguna noche, en plena calle. #díadeladanza

Una publicación compartida por Pedro Alonso (@pedroalonsoochoro) el