Tras su escandalosa pelea, Fernanda Iglesias se vio cara a cara con La Chipi... ¡y Dady Brieva!: "Me pareció intimidante, él nunca va"

La periodista habló con Ciudad.com de su reencuentro con la bailarina, y expresó su incomodidad por la presencia del actor.

Dady Brieva visitó Nosotros a la mañana, después del cruce de Fernanda Iglesias con su mujer

La adrenalina que corre por las venas de los integrantes de Nosotros a la mañana suele ser muchísima, así lo demuestran cada vez que marcan sus puntos de vista en medio de acalorados debates. El último ejemplo tuvo lugar durante la bochornosa discusión al aire que el miércoles protagonizaron Fernanda Iglesias y Mariela Anchipi en medio del debate sobre si la China Suárez había sido la tercera en discordia en la separación de Benjamín Vicuña y Pampita.

Así, Iglesias disparó contra la Chipi por el inicio de su romance con Dady Brieva: “Vos porque salías con un tipo casado, por eso te ponés del lado de la China”. Encolerizada, la coach del Bailando replicó: “¿Por qué no te vas un poco a la mierda? Escuchame lo que te digo. Cuando yo salía con Dady, él estaba separado de hecho. Así que si no sabés, no hablés de mí. Te fuiste… muy lejos. ¡Desubicada!”. Instantes después, se la escuchó decir por lo bajo a Iglesias: “Te voy a cagar a trompadas”.

"Me pareció intimidante la presencia de Dady detrás de cámaras. Me sentí mal, incómoda, fue una fea situación. Estaba nerviosa. La verdad es que no me gustó".

Entonces, como el jueves la Chipi no participa del programa ya que la jornada anterior no hay ShowMatch, fue recién este viernes cuando se produjo el reencuentro entre las mujeres de armas tomar, con el detalle que el Dady se ubicó detrás de cámaras. Desde Twitter, Fernanda volvió a cargar con munición pesada y escribió: "Amenazó con cagarme a trompadas, pidió no sentarse al lado mío y trajo a su marido para amedrentarme".

Ciudad.com se comunicó con Iglesias para saber cómo vivió esta situación: 

-¿Cómo fue el reencuentro con la Chipi después del escándalo del miércoles?

-Ella no me saludó. Yo no intenté saludarla porque siempre llego primera al panel, ya estaba sentada en mi lugar, y ella llegó tarde, con el programa empezado. Como se sentó enfrente, no se dio. Al final, ella se fue antes que yo.

"Dady no habló conmigo, se mostró por ahí atrás caminando y se fue. Es que si me hubiese venido a hablar hubiera sido diferente, pero fue sólo su presencia. No sé qué quería mostrar".

-¿Es verdad, como dijo Angel de Brito en Los Ángeles de la Mañana, que pidió sentarse del otro lado?

-Sí, es así, según me dijeron pidió no sentarse conmigo. Por más que en otras ocasiones no nos hayamos sentado del mismo lado por la dinámica del programa y los panelistas invitados, hoy pidió no estar a mi lado.

-¿Cómo tomaste la visita de Dady Brieva al estudio?

-Me pareció un poco exagerado. No me vino a buscar a mí, sino a su mujer. Me pareció raro porque nunca va. Pero bueno, tuvo ganas de ir... A mí me pareció raro y me puso mal.

¿Te intimidó o afectó la presencia de Dady?

-Sí, la verdad que sí, me pareció intimidante. Me sentí mal, incómoda, fue una fea situación. Estaba nerviosa. La verdad es que no me gustó.

"Si tengo que pedir disculpas no tengo ningún problema, lo que yo le dije (a la Chipi el miércoles) es información que el propio Dady dio varias veces, que a ella le cayó mal. Si fue así, por supuesto que le tengo que pedir disculpas, pero como no me habló más, amenazó con pegarme, golpeó la escenografía... no dio como para que me acercara. Si algo le molestó, por supuesto que le voy a pedir disculpas".

-¿Dady habló con vos?

-No, se mostró por ahí atrás caminando y se fue. Es que si me hubiese venido a hablar hubiera sido diferente, pero fue sólo su presencia. No sé qué quería mostrar.

-¿Tenés idea por qué fue Dady al programa?

-No, no lo sé. De hecho, él nunca va.

-¿Vos tenías algún amigo que te apoye?

-No, fui sola como voy a mi trabajo siempre.

-Para vos, ¿la pelea con la Chipi es un asunto que se agotó al momento de finalizar la discusión?

-Hace 13 años que trabajo en paneles de televisión, he dicho y me han dicho miles de cosas en el aire, pero cuando termina el programa nos cagamos de risa porque es un trabajo. Es la primera vez que me pasa algo así. Me dijeron de todo, incluso en este programa, y me la banqué. Es la primera vez que se dice algo en el aire y alguien dice cosas y genera una situación fuera del aire. El tema es ser idóneo para el trabajo, para mi no cualquiera puede ser panelista. Esto lo demuestra.

-¿Cómo siguió la escena que no se vio en cámara el miércoles, después que la Chipi dijera 'te voy a cagar a trompadas'?

-Ella dijo dos veces que me iba a cagar a trompadas. En el corte se paró, golpeó el escritorio, se fue para atrás, golpeando la escenografía enojada. Pero no me insultó, no me habló más.

-¿Te llamaron la atención desde la producción?

-No, nadie me dijo nada. Doman me dijo que estaba bien que haya dado mi punto de vista. Yo hice mi trabajo y fui funcional al programa, nada más. Fuera del programa tengo re buena onda con la Chipi, me parece divina, una diosa, siempre se lo digo. Pero me parece que no estuvo a la altura, que no se la bancó.

-Por el bien del programa, ¿creés que ameritaría que se pidan disculpas y tomen un café?

-Podría ser, claro. Siempre está bueno hablar las cosas. Si tengo que pedir disculpas no tengo ningún problema. Lo que yo le dije es información que el propio Dady dio varias veces, que a ella le cayó mal. Si fue así, que se sintió ofendida, por supuesto que le tengo que pedir disculpas, pero como no me habló más, amenazó con pegarme, golpeó la escenografía... no dio como para que me acercara. Si algo le molestó, por supuesto que le voy a pedir disculpas.