Tamara Alves, tras la operación en el pie izquierdo de Patricio Toranzo: "Fue una amputación parcial de los últimos tres dedos"

La vedette habló de la salud de su marido, tras el vuelco del micro de Huracán en Caracas, y contó que deberá usar un botín especial.

 

Tamara Alves, tras la operación en el pie izquierdo de Toranzo (Foto: Twitter y Web)
Tamara Alves, tras la operación en el pie izquierdo de Toranzo (Foto: Twitter y Web)

El miércoles 10, el micro que transportaba al plantel de Huracán volcó luego de quedarse sin frenos cuando se dirigía al aeropuerto de Caracas. Los futbolistas que resultado más heridos en el accidente fueron el delantero Diego Mendoza, quien sufrió cortes en el talón del pie; y el mediocampista Patricio Toranzo (33), quien tuvo que ser intervenido quirúrgicamente del pie izquierdo.

Cuando la noticia era incipiente en los medios, Ciudad.com se comunicó con Tamara Alves (mujer de Toranzo) para saber cómo se encuentra el deportista, y esto decía: "Lo único que sé es que está en el hospital y todavía no me pude comunicar con él, no me quieren pasar el teléfono para hablar con él. Sé que no hay heridos de gravedad, pero a la vez hay cosas que no quieren informar todavía".

"La primera pregunta que me hizo Pato fue si iba a poder seguir jugando al fútbol. Él me decía: '¿Decime si me están mintiendo?' Porque los médicos le decían que se quede tranquilo, que iba a seguir jugando al fútbol… Yo hablé con médicos y especialistas, y todos me dieron la confirmación de que iba a seguir jugando, porque la amputación de los dedos que dijeron no fueron en su totalidad. Fue un pedazo de los tres últimos dedos del pie izquierdo, donde finaliza la uña... Pero Pato va a tener que jugar con un botín especial".

Con el correr de las horas, la vedette encontró calma al poder dialogar con Patricio y tras certificar con los médicos que sus lesiones no eran de gravedad, ya que en las primeras horas hablaban de la posible amputación de tres dedos de su pie izquierdo.

"Hablé con Pato por primera vez a las dos horas de enterarme del accidente. Eso fue desesperante. En ese momento yo estaba con la mujer de Nervo, Antonella, y me empecé a desesperar porque se hizo un grupo entre las mujeres de los jugadores y cada una podía hablar con sus maridos y yo no. Después me comunican con él. Pato estaba muy ido, en shock. Solo me decía: 'Quiero estar con mi familia' y me preguntaba por mi hija. También me decía que le dolía el cuerpo, que no podía hablar", describió inicialmente Tamara en el ciclo Mañana Sylvestre, por Radio Del Plata.

Luego contó cuál era el miedo de su marido tras la operación y explicó cómo fue la intervención."La primera pregunta que me hizo Pato fue si iba a poder seguir jugando al fútbol. Él me decía: '¿Decime si me están mintiendo?' Porque los médicos le decían que se quede tranquilo, que iba a seguir jugando al fútbol. Pero él me preguntaba mucho eso… Yo hablé con médicos y especialistas, y todos me dieron la confirmación de que iba a seguir jugando, porque la amputación de los dedos que dijeron no fueron en su totalidad. Fue un pedazo de los tres últimos dedos del pie izquierdo, donde finaliza la uña... Pero Pato va a tener que jugar con un botín especial. La idea es que no se frene su carrera. Apenas llegue a la Argentina lo mandan a una clínica para hacerle una cirugía. Me dijeron que la recuperación no va a ser muy larga".