Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Stevie Wonder vuelve al ruedo con dos nuevas canciones tras recibir un trasplante de riñón

Stevie Wonder vuelve a trabajar después de su trasplante.
Stevie Wonder vuelve a trabajar después de su trasplante.

Junto con la confirmación de que finalmente había recibido un trasplante de riñón en diciembre pasado, del que se recupera favorablemente, el músico estadounidense Stevie Wonder lanzó dos nuevas canciones que anticipan su próximo álbum, tras 15 años sin novedades discográficas.

Se trata de "Where Is Our Love Song", una composición inédita de 1968 de tintes románticos; y "Can't Put It in the Hands of Fate", una pieza más bailable con una letra ligada a las reivindicaciones del movimiento antirracista Black Lives Matter.

Estas canciones formarán parte de su futuro disco, el primero con temas nuevos en 15 años, tal como lo anunció ayer en una conferencia de prensa virtual en la que además dio detalles sobre su estado de salud.

El artista de 70 años contó que había sido "bendecido" con un riñón, que se sentía en perfectas condiciones y celebraba que su voz no había sido afectada por la intervención.

Cabe recordar que durante un concierto de julio de 2019, anunció que debía ser trasplantado, pero desde entonces no brindó más detalles sobre su salud.

La reaparición del artista también se produce a nivel musical con estos lanzamientos que, en el caso de "Where Is Our Love Song", un tema que afirmó que estaba inconcluso desde 1968, cuenta con la participación del guitarrista Gary Clark Jr.

En tanto, la otra canción presenta a Rapsody y Busta Rhymes, quienes tienen a cargo una parte rapeada en medio de un ritmo que remite a los sonidos negros que caracterizaron a Stevie Wonder a lo largo de su trayectoria de casi seis décadas.

"Dices que estás harto y cansado de que protestemos, y yo digo que no hay tiempo suficiente para hacer un cambio. Dices: 'solo sigue aguantando', y yo digo: 'No, porque no podemos ponerlo en manos del destino', reza uno de los pasajes clave de la canción que remite a los problemas raciales que afloraron en los últimos meses en Estados Unidos.

Fuente: Telam.