Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Sol Pérez, pura autenticidad en MasterChef: "Mi novio no prueba lo que aprendo; me dice que es por su dieta"

Sol Pérez auténtica: Mi novio no prueba lo que aprendo en Masterchef Celebrity y me dice que es por su dieta
Sol Pérez auténtica: Mi novio no prueba lo que aprendo en Masterchef Celebrity y me dice que es por su dieta

La periodista habló con Ciudad sobre cómo se prepara y se lamentó de que Guido Mazzoni no coma las nuevas delicias que cocina.

En su carrera en los medios, Sol Pérez (27) pasó por diferentes estadíos. Al principio, se hizo un poco conocida como “La Sobri de Pérez”, por trabajar en Uno contra uno, el programa de básquet que su tío, Fabián Pérez, conducía en TyC Sports. Al tiempo se convirtió en “La Chica del Clima”, dado que era la encargada de dar el pronóstico en Sportia, en las mañanas del canal deportivo.

Con el correr del tiempo, Sol pasó por Combate, Bailando por un sueño 2017 y 2018, debutó en cine en Bañeros 5, integró varios elencos de teatro, hizo radio, fue movilera y panelista de televisión, y hasta logró conducir el noticiero central de Canal 26. Todo ese recorrido, acompañado además por su furor en las redes sociales, la llevó a ser una de las figuras convocadas para MasterChef Celebrity 2.

En la previa de lo que promete ser otra evolución personal, la estudiante de Derecho atendió a Ciudad al primer llamado en la hora pactada y bromeó: “Como sabía que me iban a llamar, me puse el despertador para levantarme de la siesta. No soy mucho de dormir la siesta, recién ahora me relajé un poco porque estoy haciendo solo MasterChef Celebrity. A Canal 26 voy a volver cuando termine todo esto, y obvio que sigo con las redes sociales, pero una ahí se puede organizar más en el tiempo porque al ser mi propia jefa elijo qué días grabar, cuándo crear material. Pero es verdad que MasterChef demanda muchísimo tiempo, pero estoy recontra feliz de poder hacerlo, estoy chocha de la vida”.

"MasterChef demanda muchísimo tiempo, pero estoy recontra feliz de poder hacerlo, estoy chocha de la vida".

Allí deberá lucirse en la cocina en su competencia contra Gastón Dalmau, Dani "La Chepi", CAE, Flavia Palmiero, Andrea Rincón, Juanse de Los Ratones Paranoicos, Hernán "El Loco" Montenegro, Candela Vetrano, Fernando Carlos, Georgina Barbarossa, María O´Donnell, Daniel Aráoz, "El Loco" Mariano Dalla Libera,  Alex Caniggia, Claudia Fontán y Carmen Barbieri una vez que se sume tras pasar un mes internada por covid.

Bajo la conducción otra vez de Santiago del Moro, Sol tendrá el desafío de conmover los exigentes paladares de Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui. Quizá por eso, tomó la decisión de dedicarse full time al reality: “Me levanto a las cuatro de la madrugada a repasar recetas. Soy muy exigente. En realidad, es porque me como el bocho, me voy a dormir pensando qué platos puedo hacer, cómo hacerlos distintos, de qué forma innovar con una simple papa”.

"Me levanto a las cuatro de la madrugada a repasar recetas. Soy muy exigente. En realidad, es porque me como el bocho, me voy a dormir pensando qué platos puedo hacer, cómo hacerlos distintos, de qué forma innovar con una simple papa".

-¿Te sobrepasa la presión?

-Es algo tremendo lo que pasa con este programa, y va más allá porque pasa por mí misma. Soy muy exigente conmigo misma y no me gusta hacer papelones. Algo puede salirme mal, pero hacer papelones nunca. Por otra parte, el reality demanda mucho tiempo a nivel cabeza, pensando en cómo innovar con un plato que quizá una comió toda su vida, pero le busca la vuelta para hacerlo diferente, darles otros sabores. Hay un montón de cosas que no sabía ni que existían.

-En muchos sentidos, tu perfil se relaciona al de Vicky Xipolitakis. ¿Sentís la presión de tener que demostrar que podés cocinar rico sin ayuda pese a los prejuicios?

-Me encantaría cocinar como Vicky porque le fue súper bien. Yo no soy una persona que piense en los prejuicios de los demás. Más allá de lo que estamos acostumbrados a ver o de lo que muestra la tele, los trabajos que uno elige o los programas a los que va, hay una persona atrás. Todos tenemos una vida, y a veces somos personas totalmente distintas a lo que cree la gente. Me pasaba de leer los comentarios de la gente que se preguntaba si yo iba a hacer quilombo a MasterChef, y yo soy cero quilombos. En mi vida, elijo no pelear. Me tienen que hacer algo que realmente me moleste mucho para pelearme con alguien. Soy exigente con todo lo que hago y cuido mucho. Puede pasar que me salga bien o que me salga mal. Pero tengo la cabeza muy puesta en esto. Tampoco me molesta que la gente piense o no cosas de mí.

-¿Crees que vas a poder sorprender como ella?

-Quiero que Vicky me invite a comer a su casa, así pruebo alguno de sus platos. Y ojalá pueda cocinar como ella, que llegó hasta la última semana con los mejores. ¡O mejor que ella! ¿Por qué no?

"Quiero que Vicky Xipolitakis me invite a comer a su casa, así pruebo alguno de sus platos. Y ojalá pueda cocinar como ella, que llegó hasta la última semana con los mejores. ¡O mejor que ella! ¿Por qué no?".

-Con tu carácter, ¿vas a poder contener tu bronca cuando los jurados te critiquen o cuando un compañero se quede con el ingrediente que necesitabas?

-Es imposible que yo no sea yo, por más que este programa sea buena onda. Si hay algo que no me gusta, claramente lo voy a decir. Si una devolución que no me parece, o pasa algo que no me gusta con un compañero lo voy a marcar seguro. Pero es muy difícil que me enoje con alguien, soy de las personas que piensan que “ya pasó, no se habrá dado cuenta”. Soy de perdonar, hasta que estallo y me acuerdo hasta del primer día… Soy muy memoriosa. Por lo pronto, soy más de ir tomando información, soy observadora y me voy haciendo la idea de cómo es cada uno, porque todos tienen un personaje y de repente me doy cuenta de que tal no es tan buena onda como pensaba. Lo bueno es que este es un grupazo y está re bueno.

-¿Te hiciste amiga de gente programa?

-Sí, tenemos un grupo de WhatsApp donde vamos chusmendo, se hizo un muy buen grupo. Sí pegué muy buena onda con Candela Vetrano. Georgina Barbarossa es lo más, me hace matar de la risa. Gastón Dalmau es muy copado. Alexander Caniggia va a sorprender porque es muy particular. Me pegué más a ellos, pero con todos hay muy buena onda, es una selección perfecta de gente.

"Es imposible que yo no sea yo, por más que este programa sea buena onda. Si hay algo que no me gusta, claramente lo voy a decir. Si una devolución que no me parece, o pasa algo que no me gusta con un compañero lo voy a marcar seguro".

-¿Por qué no compartiste en redes sociales momentos de tus prácticas de cocina en casa?

-Elegí no mostrar si practico o no los platos, cómo me salen porque quiero que la gente se sorprenda de mí. Si no, me parece que sería como spoilear la película. Porque si muestro qué o cómo cocino, cómo presento los platos estoy spoileando, más allá del programa, como que les estaría contando el final. Prefiero que se sorprendan y que la gente lo vaya viviendo así, es la magia de la televisión.

-¿Guido Mazzoni (38) te ama un poco más ahora que cocinás como una auténtica chef?

-¡Pero si Guido no come nada! Jaja. Hace mucha dieta él, pobre… Nosotros convivimos hace casi dos años y en casa comemos muy saludable, carne, pollo, pescado, pero sin mucha preparación. Era directo al horno con sal, y nada más. Pero ahora no se puede presentar eso en MasterChef. Encima, se viene re picante esta temporada. Yo era fan de MasterChef Celebrity, y si el primero fue picante, ahora no van a poder creer las cosas que pasan y los desafíos completamente difíciles que se vienen por delante. Si presento la carne que le hago a Guido todas las noches, me bochan.

"Nosotros convivimos hace casi dos años y en casa comemos muy saludable, carne, pollo, pescado, pero sin mucha preparación. Era directo al horno con sal, y nada más. Pero ahora no se puede presentar eso en MasterChef".

-¿De verdad tu novio no se dio el lujo de probar ni un plato elaborado tuyo?

-Nada. Probó un par de platos, cositas que practiqué, pero muy poquitito. No mucho más.

-Es por la dieta… ¿O porque no te tiene confianza?

-Él dice que es por su dieta. Yo quiero creerle. La verdad es que estoy practicando, pero todo puede pasar

-¿Vos te permitís comer las delicias que preparás o sos estricta también con la dieta para mantener tu físico?

-Dije que no voy a spoilear, pero ayer me clavé una torta de maracuyá, porque la hice y la tenía que probar. Estaba en la heladera y me miraba. Yo lo que hago es cocinar y llevarle a mi mamá y a mi papá para que prueben, y a mi sobrino que le encantan las tortas de chocolate, porque cada vez que me ve, me pide una torta de chocolate. Y hoy me hice unos tacos espectaculares, y no con la masa comprada, sino hecha por mí. Obvio que todo lo que una cocina lo mira con amor, después de todo lo que costó hacerlo, y estaban re bien. Yo tengo una mentalidad bastante abierta respecto a la comida. Si bien intento mantener una alimentación saludable como de todo, pero no me comería una torta entera aunque tenga ganas, sino una porción. Tampoco puedo comerme todos los días una torta mientras practico los postres dulces. Después una entrena y quema un montón de calorías, porque creo que se puede comer de todo con las porciones correctas.